BARRANCO AJÁN- Mejor barranco y más divertido con diferencia

Barranco Aján 12 de Agosto de 2018

Habíamos quedado a las 9:30 con Jose, su hija Lucia y un amigo de este, llamado Yeray. Íbamos a la Vega de Pas a hacer el barranco del Aján. De camino, paramos en sobaos el Macho para comprar una quesada.

Al llegar no había nadie; pero enseguida llegó un guía con un grupo de personas. Nos preparamos y empezamos a subir hasta el inicio del barranco; no desde donde empiezan las empresas de aventura.

Comenzamos el barranco

Tardamos en subir unos 40 minutos aproximadamente, disfrutando del paisaje. Como toma de contacto con el agua y el barranco, teníamos unos pequeños toboganes muy divertidos. Con el calor que habíamos pasado subiendo, el refrescarnos nos sentó genial.

Pequeño tobogán

Un poco más adelante alcanzamos al grupo que estaba saltando el rappel de 8 metros. Nosotros esperamos y le hicimos tobogán. Es bastante chulo bajar así por la pequeña cascada que se forma. Luego está el rappel de 10 metros que también se puede saltar. De hecho así lo hizo parte del grupo de la empresa. Nosotros le rapelamos, ya que tiene una parte volada, que a mí personalmente me encantan.

Cuando llegamos al siguiente rappel de 5 metros, instalamos la cuerda y nos alcanzaron dos chicos. Les dejamos pasar, bajando por nuestra cuerda. A pesar de ser un rappel pequeño, no se puede saltar, pues apenas cubre la poza.

Rappel volado

Seguimos descendiendo por el cauce del río durante un rato sin más saltos ni rappels, pero disfrutando del paisaje y lo encañonado que es, nos va enamorando poco a poco. Por muchas veces que hagamos este barranco, es algo que siempre nos deja asombrados.

Llegamos a otro rappel de 8 metros el cual saltamos todos, sin problemas. Yo me lo pensé un poco, pero al final salté.

Cascada al fondo

Ya estamos en el quinto rappel, no recuerdo la altura. Yeray fué el primero en bajar rapelando y Jose el segundo. La tercera fuí yo, pero no le rappelé, David puso una polea y le bajé a modo tirolina, lo cual estuvo genial. Nunca lo había hecho. Después bajó Lucía igual que yo, y por último David rapelandole también.

Seguimos caminando por el río por pequeños estrechamientos en los que realizamos algún que otro tobogán y seguimos disfrutando de las vistas.

El siguiente rappel es de 7 metros. Tiene un árbol atravesado a la altura de la cabeza, que tienes que tener cuidado de no saltar ni muy hacia delante, ni quedarte corto; para no comerte el árbol, ni darte con un pequeño saliente que hay en la parte baja del salto.

Ya se acaba el barranco, estamos en el último rappel de 10 metros. El salto del Oso. Como el nombre indica, se puede saltar y eso es lo que hicieron todos. Yo subí y por pensarlo demasiado me dió miedo y no pude hacerlo, quizás la próxima vez. Así que le rappelé que está muy bien, porque te va dando el agua de la cascada. Pero es cierto que lo más bonito es el salto, ya que es muy encajonado y parece que te comes la pared de enfrente como te pases de impulso.

Salto del oso

Alguna característica

Es un barranco que nosotros solemos hacer todos los años, ya que le tenemos cerca de casa y es muy divertido a parte de lo espectacular de las vistas.

Cabe mencionar que en este barranco tienes escapatorias justo antes de cada rappel, por lo que si algún paso no le quieres hacer, puedes evitarle sin problemas. Además también puedes repetir todos los saltos, incluido el del oso, que ellos también le saltaron varias veces.

En el retorno debimos tardar unos 10 minutos como mucho. Ya en el coche, sacamos la mesa, pusimos la quesada que habíamos comprado, aparte del embutido y demás comida que llevábamos.  Nos cambiamos, sacamos las sillas y nos quedamos de relax hablando, descansando y disfrutando, tanto de la compañía como del paisaje. De la que volvíamos a Santander paramos en Ontaneda a comer unos helados. Parada obligatoria, para degustar el famoso helado de queso o cualquier otro sabor.

Era nuestro primer barranco del año y estamos en agosto.

Muchas gracias a Jose, Lucía y Yeray por este día. Nos lo hemos pasado genial, esperamos que vosotros hayáis disfrutado al menos la mitad que nosotros.

P.d.: Se nos olvidó la cámara. Así que subo fotos pasadas de este mismo barranco.

Ya sólo nos queda daros las gracias a tod@s por pasaros, leernos y ayudarnos a cumplir nuestros sueños. Esperamos que os haya gustado y sigáis leyéndonos.
Nos vemos pronto, un saludo enorme.