Gibraltar!! Cruzamos la frontera

Amanecer en la Línea un tanto confuso y con mucha lluvia. Esperemos poder cruzar a Gibraltar sin problemas. ¿Lo conseguiremos?

Hemos pasado la noche en la Línea. En un aparcamiento donde había una señal un tanto confusa. Indicaba que si aparcas en la parte derecha, debes abandonar el aparcamiento a las 7 de la mañana. Pero si aparcas en el lado izquierdo, aparentemente no tienes ninguna restrinción.

Nos despertamos a las 7 de la mañana. Había un coche aparcando a nuestro lado, al cual le preguntamos si podíamos dejar el vehiculo ahí aparcado para cruzar a Gibraltar. Nos dijo que sin problema, que él entraba a trabajar allí y dejaba todos los días su coche allí aparcado y se iba en bici. Nos dijo que ahora estarían entrando todos los trabajadores, y si esperamos un poco encontraríamos la entrada más despejada.

Ya tranquilos y sabiendo que podíamos dejar allí nuestra Morenuca, nos echamos a dormir otro rato y así evitarnos la cola de la que nos hablaba este hombre. Además así con suerte dejaría de llover y podríamos disfrutar más y mejor.

Sobre las 10 nos hemos levantado y hemos ido preparando todo para cruzar la frontera a pie. Teníamos el depósito lleno, a falta de menos de 20 litros, así que no nos merecía la pena pasar la furgo para echar gasoil, a pesar de que nos habían dicho que estaba bastante barato. Hemos echado gasoil ayer a 1,30€ y al cruzar la frontera estaba a 1,03. Desde luego merece la pena llenar el depósito allí. Pero no queríamos arriesgar a que nos diesen la vuelta a la furgo para ver si sacamos algo de contrabando.

Pasar a pie, podía ser una buena opción así que fué la elegida. Al final entre una cosa y otra, hemos cruzado la frontera sobre las 11.15 y no había nada de cola par entrar a Gibraltar.

Según entras, cruzas por un aeropuerto, lo cual es bastante curioso y llamativo.

Cruzando a pie por el aeropuerto
Ya estamos en Gibraltar

Y como buenos turistas no podíamos pasar por alto la oportunidad de hacernos fotos con uno de los famosos buzones de correos de Inglaterra.

Buzón de Correos

Y como no, en la oficina de Correos, un buzón más grande.

Otro Buzón de Correos tamaño extra grande

Leímos que para llegar a la calle principal, bastaba con seguir a la gente, pero apenas había gente. Seguimos a los pocos que paseaban por allí y gracias a la intuición de David, llegamos a la calle principal. Si es por mi intuición igual sigo dando vueltas para encontrarla, . Pasamos por debajo de la muralla y llegamos a Main Street; la calle principal. Esta sale de la plaza cuadrada creo recordar que se llama y es larguísima, donde puedes encontrar tiendas por doquier a izquierda y derecha vendiendo cualquier cosa que se te ocurra; desde tabaco, alcohol y recuerdos hasta joyerías, ropa,…

Plaza Cuadrada, de donde nace Main Street

Al final de Main Street volvemos a ver la muralla, y una vez aquí nos planteamos subir al Peñon. Hemos tenido suerte, y al final ha salido el sol, así que podríamos disfrutar de las vistas desde arriba. Decidimos que con el día que ha quedado merecerá la pena, así que toca investigar cómo podemos hacerlo. Con el día que hacía no lo habíamos mirado; pues sabiendo que en Cantabria el teleférico cuando hace mucho viento le cierran y si hace malo, no ves nada desde arriba, no pensamos subir al Peñón.

Opciones para subir al Peñón

Plano de arriba del Peñón

Vistas increíbles:

Al Peñón se puede acceder de tres maneras:

La primera es la más económica y sólo para gente acostumbrada a andar. Sacar un ticket para poder andar por el Parque Natural al que pertenece el Peñón. Cuesta 7 libras y te da acceso a todo el Peñón, incluidos los miradores del teleférico, la cueva San Michel y la batería de cañones.

La segunda opción subir en teleférico. Puedes sacar sólo el billete de ida y bajar andando. Pero a este precio tienes que sumarle 7 libras para poder andar por el parque. Con esta entrada, no puedes acceder al Parque, sólo a los miradores del teleférico. Eso sí, incluye la clave para 3 horas de wifi.

Os dejo un cartel con los precios a fecha de Octubre del 2018, que es cuando tomamos la foto.

Precios del Teleférico o CableCar

La tercera opción, es la más cara de todas. Consiste en subir en taxi, que son 35 libras por persona. Este precio incluye la entrada al parque Natural, a las cuevas y a los cañones. El recorrido puede durar entre hora y media y tres horas con el taxista haciendo de guía.

Los monos de Gibraltar

Con los monos interactúas con cualquiera de las opciones. Nosotros elegimos la segunda opción y estuvimos algo más de tres horas paseando por allí, parando mucho y haciendo bastantes fotos.

Están muy resabiados, nosotros según bajar del teleférico lo primero que vimos fué un mono que había conseguido quitar la mochila a un turista y quitarle la comida.

Mona de Gibraltar con su botín

Al poco encontramos a un turista con otro mono subido en su mochila. Se acercan para ver si les das algo de comer o en su defecto comprobar si pueden robartelo.

Hay bastantes monos, no das a basto en hacia dónde mirar, y en una de esas estaba yo, cuando me tuvo que avisar David de que uno de los monos se estaba acercando mirando fijamente mi mochila. En otra ocasión, estaba sacando una foto a David con el mono, el cual se subió a su mochila e intentó buscar la cremallera para poder abrir y ver si encontraba algo.

Pero no todo era ver los monos, también disfrutamos de las vistas y de un grato paseo por Gibraltar.

Volvemos a cruzar la frontera

Decidimos volver y comer en la furgo. Además así veíamos que tanto el gato como la Morenuca están bien. Así que cuando bajamos del Peñón en el teleférico, volvimos sobre nuestros pasos a lo largo de toda la calle Main Street.

Esta vez al cruzar la frontera, sí había cola. Salimos sobre las cinco de la tarde, hora en la que acaba la jornada laboral de muchos de los trabajadores de allí. Aún así hemos cruzado sin problemas. Teniendo en cuenta la cantidad de gente que volvía a España, y a pesar de la cola, no hemos tardado mucho, ni nos han parado en ningún control.

Hemos llegado a la Morenuca y hemos comprobado que todo estaba en orden mientras preparamos la comida.

A nuestro gato le faltó tiempo para hacerse con parte de nuestras monedas de Gibraltar.

Recopilando dinero para el siguiente viaje

Después de estar un rato descansando por la caminata, de nuevo a echar más kilómetros a la carretera, esta vez rumbo a Ronda.

Hemos dormido con vistas al Puente Nuevo, bajando por una cuesta de cantos redondeados. La verdad es que impresionaba un poco, tanto la bajada como la subida. Pero sin duda mereció la pena por las maravillosas fotos que pudimos hacer.

Ya sólo nos queda daros las gracias a tod@s por pasaros, leernos y ayudarnos a cumplir nuestros sueños. Esperamos que os haya gustado y sigáis leyéndonos.

Nos vemos pronto, un saludo enorme.

“Que todos vuestros deseos se cumplan. Lucha por lo que de verdad quieres.”

Leer siguiente

Leer anterior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *