Del Puerto Santa María al Palmar

Hoy nos hemos despertado en el Puerto de Santa María; y antes de nada hemos comprobado que Ka; nuestro gato; estuviera bien, después de la pelea de la noche anterior. Después de comprobar eso y antes siquiera de desayunar, nos hemos ido a dar un buen chapuzón en el mar. Recordaros que estamos en Octubre, pero hacía bastante bueno y el agua estaba mejor aún. Hemos salido a desayunar, recogido un poco la furgo y de nuevo otro bañito. Hay que aprovechar que la playa está prácticamente vacía, y el agua hasta un buen rato después, no había nadie. Una maravilla disfrutar así del mar, de las olas, de la playa y sobre todo de la compañía.

Se acerca el mediodía y con él la hora de marchar y seguir rumbo. Nos despedimos del Puerto de Santa María, hacia no sabemos donde, . Por el momento, hacer la compra es una buena idea.

Adiós al Puerto de Santa María

Así que nos ponemos en carretera hasta el Mercadona del Puerto de Santa María. Ya con la nevera llena; que bien se vive con nevera en ruta, es otro nivel. Nos fuimos a comer a la urbanización de Rocha. Un sitio muy tranquilo junto al mar. Da gusto viajar en esta epoca y tenerlo todo para tí. Los aparcamientos vacíos, nadie que te llame la atención por sacar mesas, ni por abrir la cama de arriba. Que lo hicimos y nos echamos una buena siesta en ella, disfrutando de la brisa que entraba a través de las ventanas y del sonido del mar que le teníamos a escasos metros. Cómo habremos sobrevivido tanto tiempo sin disfrutar tanto de estas maravillas.

Del Puerto de Santa María a Conil de la Frontera

Decidimos seguir haciendo kilómetros y nos fuimos hasta Conil, donde pensábamos buscar un sitio donde dormir. Encontramos un sitio perfecto en el que además no estaríamos sólos, había dos furgonetas más. Eso seguro que significaba que era un sitio tranquilo. Además uno de nuestros indispensables a la hora de elegir un buen sitio donde dormir, es que tenga playita cerca, para poder darnos un buen col según despertarnos.

Decidimos acomodarnos un poco y puesto que eran las 20:30, veríamos un capítulo y en breve a cenar. Pero lo bueno de no tener ni plan, ni prisa, es que cualquier cambio es bien recibido. Por lo que cuando nos llamó mi primo Oscar, para quedar a cenar, nos pareció un plan perfecto.

Cambio de planes

Así que quedamos con Óscar y con Luisi; su madre; para cenar en Cádiz. Debíamos volver hacia atrás unos 50 kilómetros, pero es lo bueno de no tener rumbo. Sobre las 21 de la noche llegamos a Cádiz, donde habíamos quedado con Luisi. Dimos un paseo con su perro mientras hacíamos tiempo a que llegara Óscar.

Nunca dejará de asombrarme la facilidad con la que vuelves a estar con familia con la que hace más de 15 años que ni ves, ni hablas con ella. Bueno la vimos hace dos años cuando estuvimos también por aquí, pero apenas media hora.

Cuando llegó Óscar, dejó al perro en casa y nos fuimos dando un paseo a cenar, la primera opción hubo que descartarla, pues el chino al que íbamos estaba cerrado. Así que nos fuimos a cenar a la tapería de Lulu. Un restaurante de picoteo donde pedimos unas tapas que estaban buenísimas.

Cuando estábamos a punto de pedir los postres, llegó Marián, mi prima y hermana de Óscar. Pasamos una velada perfecta. La vuelta la hicimos en coche, hasta nuestra Morenuca, donde se la enseñamos y nos invitaron a tomar algo y dormir allí, pero preferíamos seguir rumbo y sobre todo amanecer junto a la playa.

Rumbo al Palmar

Eran más de las doce y media cuando nos pusimos de nuevo en carretera. Elegimos dormir en el Palmar, ya que nos había dicho Óscar, que no habría mucha gente. Aunque había más furgos de las que pensábamos. Estuvimos muy a gusto y a pie de playa, como a nosotros nos gusta.

¿Podremos bañarnos a la mañana siguiente? ¿Qué aventuras nos deparará el viaje? Si no quieres perderte ninguna de nuestras locuras, no olvides pasarte cada martes a partir de las 19:30. O si lo prefieres suscríbete para que te llegue un aviso cuando suba contenido.

Ya sólo nos queda daros las gracias a tod@s por pasaros, leernos y ayudarnos a cumplir nuestros sueños. Esperamos que os haya gustado y sigáis leyéndonos.

Nos vemos pronto, un saludo enorme.

“Que todos vuestros deseos se cumplan. Lucha por lo que de verdad quieres.”

Sigue leyéndonos

Leer anterior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *