Tapeo en Almería

Hoy nos toca ir de tapeo por Almería. Pero de momento ha sido una mañana y un día de relax. Casi se podría decir que de postureo; nos faltaba hacer fotos para que fuese postureo total.

Según levantarnos nos hemos ido a dar un bañito. Hoy los dos juntos, pues hacía bastante bueno y el agua estaba buenísima. Y lo mejor, ¡Sin MEDUSAS!

Después del baño, una duchita y ahora sí, vamos a desayunar. Hemos tenido un desayuno espectacular en todos los sentidos. Os pongo en situación.

Desayuno único

Furgo aparcada en el paseo, junto a la playa. Hornillo en el murito que separa la acera de la playa. Y desayunar ahí sentados, con los rayos de sol y esas vistas, espectacular, pero eso no es todo. Para desayunar, un zumito de naranja ( de brick, aun no tenemos exprimidor en la furgo, y es bastante práctico el brick). Unos croissant con mantequilla y mermelada mojados en un buen Cola Cao. Un desayuno así, en su conjunto, no tiene precio. Por no mencionar la compañía por supuesto.

Con el estómago lleno, seguimos sumando kms a la furgo. Esta vez llegamos hasta Almería. Hemos aparcado casi a las 14 de la tarde. Con las mismas, ya era hora de comer, así que nos fuimos a tapear. Parece que el día de hoy va de comer.

Tapeo en Jalisco

Fuimos a la calle Jovellanos, donde habíamos visto que era un buen sitio para tapear. Primero entramos en el Jalisco. David pidió una de migas con pescadito frito y yo, una de pavía de bacalao con sus respectivas claras. Nos costó 5€, algo más caro que en Granada.

Migas con pescaito frito
Pavía de bacalao

Tapeo en Taberna Nuestra Tierra

Luego fuimos a la Taberna Nuestra Tierra. Para nuestro gusto, un poco pijo el sitio. Pedimos una de morcilla crujiente con confitura de tomate y unos boladillos de jamón y setas con clara y mosto. El precio también fué de 5€.

Morcilla crujiente
Boladillos de jamón y setas

Tapeo en Entre Mares

De la que íbamos hacia la calle Jovellanos, pasamos junto al Entre Mares, que nos llamó bastante la atención. Así que entramos a probar. Sin duda el sitio nos gustó según entrar, además los camareros muy atentos. Pedimos al camarero que nos aconsejara, y nos recomendó un arroz negro recién hecho. Sólo hacía 15 minutos que le habían quitado del fuego.

Primera tapa

Pedimos el arroz, que venía con calamares y ali oli y la otra tapa de jibia frita con sus respectivas claras. Mientras hacían las jibias, como iba a tardar un poco más, nos trajeron unas aceitunas para ir picando.

Arroz negro
calamares, que venían con el arroz
Aceitunas para la espera

Segunda tapa

Decidimos repetir en el mismo bar, pues como decía antes todos muy simpáticos y atentos. Esta vez pedimos una tapa de almejas y una de gambas a la plancha, y marchando otras dos claras.

Almejas
Los restos de las gambas, pues no nos dimos cuenta de hacer la foto antes.

Tapas extra

Seguimos picando, esta vez tapas extra, que cuestan 1,75€ cada una. Es el turno de los chopitos y los calamares. Como anécdota, os contaré que mientras le decía a David de pedir los chopitos, me equivoqué y dije chupitos. Estuvimos vacilando con ello y cuando vino el camarero pedí los calamares y chupitos. Os podéis imaginar las risas que nos echamos los tres en ese momento. Además el camarero cuando fue a cocina, dijo que queríamos chupitos y calamares, por lo que las risas salían de la cocina.

Los calamares, nos los comimos sin hacer la foto.

Los famosos chupitos, digo chopitos

Bueno con esto, ya nos damos por comidos, así que pedimos la cuenta. Antes de traernosla, nos invitaron a unos “chupitos” de café helado con nata. De los chupitos tampoco hay foto. Esta vez pagamos 13,90€. No nos pareció para nada caro, y si tienes en cuenta el trato, menos aún.

A bajar la comida

Ya con la panza llena de nuevo, paseamos un poco y nos fuimos a Punta de Río, junto al paseo Marítimo. Hemos cargado el depósito de agua, y con las mismas hemos ido a darnos otro bañito en el mar. Yo tenía las piernas bastante cansadas, así que me quedé en la furgo. David aprovechó para hacer algo de Snorkel.

Mientras yo, disfruto de las vistas y de la tarde tan tranquila que ha quedado.

Sobre las 20 de la tarde, vimos un capítulo. Luego a cenar, otro capítulo y a dormir.

Ya sólo nos queda daros las gracias a tod@s por pasaros, leernos y ayudarnos a cumplir nuestros sueños. Esperamos que os haya gustado y sigáis leyéndonos.

Nos vemos pronto, un saludo enorme.

“Que todos vuestros deseos se cumplan. Lucha por lo que de verdad quieres.”

Seguir leyendo

Leer anterior

Día internacional de la vida silvestre y la naturaleza

Hoy dejamos un poquito de lado las aventuras en furgoneta. Quiero hablaros del 3 de marzo, que es el día Internacional de la Vida Silvestres y de la Naturaleza.

Como nuestro nombre indica, kms de locura, normalmente hablamos de los kms que vamos haciendo a nuestra Morenuca, y las locuras que cometemos con ella. Hoy vengo ha hablaros de algo muy distinto.

Aunque también ligado a nosotros, ya que nos encanta disfrutar de la naturaleza en todas sus formas. Así que creo que este post tiene cabida hoy aquí.

Vivimos en una locura de mundo, en el que no respetamos ni los lugares donde vivimos. Parece que no nos damos cuenta del valor que tiene la naturaleza para nosotros en nuestro día a día. No respetamos nada y no nos damos cuenta que nos estamos cargando todo a nuestro alrededor a pasos agigantados. El cambio climático es algo que realmente existe y no le damos la suficiente importancia. A este ritmo nuestros bisnietos, conocerán un mundo muy diferente al que conocemos nosotros hoy.

Aprovecho también para hacer mención al Día Internacional del Bosque que será el 21 de Marzo. Creo que está todo muy ligado.

Vida silvestre, naturaleza y bosque. Son tres palabras que según mi punto de vista tienen mucho en común. Todo habla de nuestro entorno, de los seres vivos que nos rodean, bien sean plantas o animales. Por supuesto la vida marina,

Además todo esto también me hace pensar en la cantidad de incendios que hemos tenido estos días atrás en Cantabria. La cantidad de árboles abatidos por el fuego, de animales muertos y otros muchos que han perdido sus casas. Cientos de hectáreas de árboles quemados. Cantidad de vida, ha quedado inerte.

Cambio Climático

El deshielo del ártico por ejemplo, es algo que se puede ver comparando fotos de hace no tantos años, a las de hoy. El calentamiento global, surge a causa de nuestras consecuencias.

Todo está encadenado, si los polos se deshielan, el nivel del mar sube, por lo que países desaparecerán, gente se quedará sin sus hogares e incluso morirán ahogadas. Aunque suene contradictorio, esto también provocará sequías. Los alimentos serán cada vez más escasos, llegando a pasar la hambruna de antaño. ¿Acaso no hemos aprendido nada de nuestro pasado?

Los tsunamis, terremotos y huracanes son cada vez más peligrosos a causa del calentamiento.

Video de acciona, en el que explica el cambio climático.

Animales en peligro de extinción

¿Sabéis cuántos animales están en peligro de extinción sólo en España? 9 especies. 9 animales diferentes, de diversas especies que las futuras generaciones no conocerán. El furtivismo, los incendios provocados, y la pesca masiva son algunas de las causas más comunes de su desaparición.

De verdad queremos que animales como el lince o el oso pardo por nombrar dos de ellos sean para las próximas generaciones como lo han sido los mamut, para nosotros, por mencionar uno de los tantos animales extintos.

A fecha de junio de 2018 en españa, las 9 especies que están en peligro son:

Cigüeña negra, con 470 parejas.

Lince ibérico, con 589 ejemplares.

Oso pardo, con tan sólo 250 ejemplares.

Urogallo cantábrico, 625 ejemplares.

Quebrantahuesos, aproximadamente 100 parejas.

Foca monje del Mediterráneo, 400 ejemplares. a causa de la persecución humana, la sobrepesca y la contaminación del mar.

Lagarto del Hierro, situado principalmente en las Islas El Hierro, los Riscos de Tibetaje y la reserva natural de los Roques de Salmor de Tenerife. Cuenta con unos 200 ejemplares.

Tortuga mora, en España puede verse en Cataluña y las Islas Baleares.

Aguila imperial Ibérica, unas 330 parejas reproductoras.

El ser humano representa tan sólo el 0.01% de los seres vivos del planeta. Hemos provocado la desaparición del 83% de los animales salvajes y de la mitad de las plantas.

Información extraída de la revista 20 minutos. os dejo su enlace por si queréis ver más. https://www.20minutos.es/noticia/3359105/0/estas-son-8-especies-peligro-extincion-en-espana/#xtor=AD-15&xts=467263

Cada granito de ayuda cuenta

La verdad es que hay muchísima información por internet. Mucho más científica de lo que puedes encontrar en esta web. Sólo quería hacerte pensar un poco. Si lo que viene no es el futuro que quieres para tí y para los tuyos, haz algo por cambiarlo. No nos quedemos sentados viendo como pasa y cómo el mundo que conocemos se va a la mierda. Hagamos algo, pongamos remedio.

No me estoy refiriendo a que te hagas voluntario de alguna de las ONG´s que existen, sino que hagas lo que esté en tú mano. Si no puedes evitar contaminar, al menos intenta reducir tus desechos. Vas a pasar un día al campo con la familia, pues aprovecha a recoger la basura que hay en los alrededores, aunque no sea tuya, aunque no te paguen por ello. Así estarás educando a los demás para que no contaminen tanto como lo hemos hecho nosotros y nuestros antepasados.

Investigando, encontré un montón de vídeos que me parecieron muy interesantes, pero no voy a poner más enlaces. Sólo quería escribir sobre el tema, hacer una llamada de atención sobre algo tan importante. Una llamada por supuesto que también va dirigida a mí, porque escribir esto e informarme buscando información me ha dado mucho que pensar.

¿Se te ocurren formas de celebrar esos días tan importantes? O ¿qué hacer para convivir en un mundo mejor con la naturaleza? Dejalo en los comentarios.

Ya sólo nos queda daros las gracias a tod@s por pasaros, leernos y ayudarnos a cumplir nuestros sueños. Esperamos que os haya gustado y sigáis leyéndonos.

Nos vemos pronto, un saludo enorme.

“Que todos vuestros deseos se cumplan. Lucha por lo que de verdad quieres.”

Sigue leyendo

Puerto Santa María

Hoy toca dormir en Cádiz. Más concretamente en el Puerto de Santa María, junto a la base Naval de Rota.

Salimos de Badajoz un poco tarde, pero sin ninguna duda un fin de semana más que aprovechado con la familia. El tiempo hasta el Puerto de Santa María no acompañaba demasiado, ya que nos tocó gran parte del viaje lloviendo. Pero cuando llegamos a nuestro destino por fin escampó.

Nos quedamos a dormir a pie de playa, en zona para residentes. Pero puesto que estamos en Octubre y apenas hay coches aparcados, suponemos que nadie nos dirá nada.

Bajamos a estirar un poco las piernas y dejamos que Ka; nuestro gato; también lo hiciera. Enseguida vemos a varios gatos en las inmediaciones.

Ka y otros gatos

Dos de ellos empiezan a acercarse, pero Ka les planta cara y estos deciden retroceder a una distancia bastante más que prudencial, desde donde aún podían vernos.

La pelea

Pronto vemos a un tercer gato que se acerca, Ka empieza a bufarle y este baja el ritmo en el que se acercaba. Se miran desafiantes durante unos minutos, pero ambos deciden pasar del otro. Ka se mete debajo de la furgo y sigue a lo suyo; olisqueando cada olor que le llega a su olfato. Cuando de repente, vuelve a acercarse el gato, se mete debajo de la furgo también y tras varios bufidos, Ka le da la espalda, a lo que este aprovecha para arañarle. Pronto comienza una pequeña pelea de mordiscos y arañazos. Yo a un lado de la furgo sin saber que hacer, ni que está pasando. Al otro lado David, que anda más hábil de reflejos. Tras dar un par de gritos para espantarle y tirar unas piedras, este decide salir huyendo. Ka sigue demasiado asustado, sin salir de debajo de la furgo.

Pero, ¿Qué ha pasado?

Yo me temo lo peor;que ha salido herido. Le ofrecemos una barrita, que le encantan para conseguir que vuelva a subir a la furgo y así comprobar que esté bien. Pero no teníamos los mismos planes. Estiramos el brazo para poder darle la barrita, pero no está por la labor de querer moverse de ahí. Partimos la barrita en varios trozos y dejamos algunos en el suelo para intentar que se vaya acercando cuando esté más tranquilo.

Después de varios minutos, que a mí todo esto se me hizo eterno; sale corriendo y vuelve el sólo a la furgo aún un poco asustado. Pero ya conseguimos que coma el resto de la barrita de nuestras manos. Aunque aún no nos deja tocarle demasiado. Cuando ya está más calmado, comprobamos que está bien.

Ka sano y a salvo

Hacemos la cena y aún con el susto en el cuerpo nos acostamos. Ka duerme en los asientos y no en la cama, como lo a hecho siempre. Esta actitud nos tiene un poco preocupados, pero mientras hacemos el desayuno, vuelve a estar como siempre. Eso sí, antes le faltaba tiempo para bajarse de la furgo en cuanto veía una puerta abierta, ahora se lo piensa bastante. Mucha más tranquilidad para nosotros.

Un poco de historia

Puerto de Santa María

Puede que a más de uno le suene este lugar, por haber parte de una base naval. La más grande de España.

Un dato curioso; es el único municipio de Europa con tres cárceles. A varios kilómetros del antiguo penal, se encuentra un complejo penitenciario. Llamados Puerto I, Puerto II y Puerto III.

Base Naval de Rota

Esta base naval es hispano-estadounidense. Tiene la mayor parte de su territorio en Rota, pero también una pequeña parte pertenece al Puerto de Santa María.

Tiene una superficie total de 2400 hectáreas. De las cuales 2000 las utilizan las Fuerzas Armadas de Estados Unidos.

Consta de puerto naval militar (para el paso de buques de EE.UU y países integrados de la OTAN). Aeropuerto militar y civil (de uso compartido). Zona civil (donde habitan algunas de las familias de militares estadounidenses). Zona lúdica (tienen un poco de todo para pasar su tiempo libre, desde supermercados con productos importados, hasta gimnasio, entre otros). Y zona de servicios (con establecimientos del sector de sanidad, educación, …)

Nosotros teníamos idea de playa, pero con los grandes vientos y la cantidad de lluvia, lo teníamos difícil. ¿Qué haremos mañana? Sólo os adelanto que es algo que nos encanta. Si quieres saber de qué se trata, no te pierdas el post de la semana que viene.

Ya sólo nos queda daros las gracias a tod@s por pasaros, leernos y ayudarnos a cumplir nuestros sueños. Esperamos que os haya gustado y sigáis leyéndonos.

Nos vemos pronto, un saludo enorme.

“Que todos vuestros deseos se cumplan. Lucha por lo que de verdad quieres”

Sigue leyendo

Leer anterior

DÍA 10 – ¿ Veremos cocodrilos hoy?

Bahía Drake – Sierpe – Uvita – Sámara

Hoy nos toca día de viaje. Desde Bahía Drake hasta Sámara. Sólo de coche tenemos casi 6 horas o 400 km, como queráis verlo . Como vamos mirándolo todo, os podéis imaginar que tardamos algo más.

Pasaremos por el río Tárcoles, que dicen que está repleto de cocodrilos. Eso habrá que verlo .

Me desperté ya recuperada del todo, de la insolación del día anterior. Cogimos el bote hasta Sierpe a las 7am y nos pusimos rumbo a Uvita, Osa de Ría, para recoger nuestro equipaje. Estuvimos un rato hablando con los dueños, Gregor y Ginette y luego carretera Sámara.

Río Tárcoles, Cocodrilos

Dos horas y media aproximadamente después de salir de Uvita llegamos al río Tárcoles. Pensábamos que tendríamos que desviarnos algunos kilómetros para ver algo tan increíble; pero nos lo encontramos de paso.

Justo antes de empezar a cruzar el puente, vimos un pequeño puesto en el que vendían recuerdos, como pulseras, colgantes, dientes de cocodrilo… Veías coches parando en el medio del puente, dejando el coche arrancado, y bajando ha hacer fotos por ambos lados.

Menuda cabeza tenía este

La verdad es que sabíamos que íbamos a ver cocodrilos, pero lo que no nos imaginábamos era ver tantos, sobre todo, tan juntos y tan cerca. Miraras donde miraras, veías cocodrilos; en el agua, entre las hierbas altas… en definitiva, por todas partes. A parte de haber muchos, les había de dos tamaños en general; grandes y enormes.

Uno de los cocodrilos más grandes que vimos

Asomarse al puente, incluso daba algo de respeto. Si te cayeras, seguro que no tardaban ni dos minutos en comerte y que no quedase ni rastro de ti. Así que las cámaras bien agarradas y sin subirse al bordillo para ver más, con los que veíamos teníamos más que suficiente.

Pues había unos cuantos, y los que no se ven en la foto

A tomar el sol

Hoy nos alojamos en el Hostel Posada Matilori. Tenemos derecho a cocina. Así que nos hemos hecho un poco de arroz con frijoles y parte del pollo que compramos para comer. Nuestra habitación de esta noche, es individual. Está situada en la planta baja. Junto a la cocina y al baño, la mejor ubicada para mi punto de vista. Además es bastante amplia.

Ya sólo nos queda daros las gracias a tod@s por pasaros, leernos y ayudarnos a cumplir nuestros sueños. Esperamos que os haya gustado y sigáis leyéndonos.
Nos vemos pronto, un saludo enorme.

Sigue leyéndonos aquí

Post anterior

 

DÍA 5 – Parque Nacional CAHUITA II. Experiencia inolvidable

Hoy conoceríamos el Parque Nacional de Cahuita, donde vimos muchos animales, disfrutamos de la naturaleza y del paisaje. Además tuvimos una gran experiencia y un gran susto. Sigue leyendo para ver lo que nos pasó.

El sitio nos pareció muy caro, así que desayunamos dos cafés y nos marchamos. Habíamos reservado habitación en las cabinas ByB Buena Suerte. No queríamos repetir noche en este lugar. Después de recoger, nos fuimos a las nuevas cabinas a ver si podíamos dejar las maletas antes de la hora de entrada. Nos dejaron a las 10 nuestra habitación, cuando la entrada era a las 12. Los dueños eran italianos. Nos recibieron con un zumo y unas galletas caseras que hizo el propio dueño. No tuvimos que buscar otro sitio para desayunar.

Parque Nacional Cahuita

PARQUE NACIONAL CAHUITA

Nos fuimos al Parque Nacional de Cahuita, sin guía. El precio de la entrada era la voluntad. Fuimos paseando a nuestro aire mirando para todos lados, sobre todo cuando oíamos algún ruido.

Árbol caído, cortado para dejar el camino libre

Tuvimos mucha suerte y vimos muchos animales; mapaches, iguanas, basiliscos, monos cara blanca, una serpiente venenosa al lado del camino (serpiente europea) y varios perezosos, entre otros animales.

Algunos de los animales que vimos

Serpiente Europea. Venenosa

Basilisco

 

Las arañas eran enormes

Un montón de plantas originales

Parece una rosa

Menudo rojo, brillante y llamativo

si no me equivoco esta planta se llamaba del león

Vimos a un mapache muy descarado, no tenía ni miedo, ni respeto a la hora de acercarse a los humanos; al fin y al cabo somos nosotros quienes invadimos su espacio. Se subió en una mesa que estaba junto a la playa, sobre la que había una nevera y comida e intentaba coger cualquier cosa comestible.

Un mapache intentando robar comida

También vimos a una ardilla a escasos centímetros, David intentó echarla una carrera haber quien abría antes una nuez. Si David con la pequeña navaja que llevamos en el llavero del coche o la ardilla. Por supuesto ganó la ardilla, y nos echamos unas buenas risas viendo con la facilidad que lo hacía.

David intentando abrir una nuez

La ardilla abriendo la nuez

La ganadora, más de cerca

¡GRAN SUSTO!

Vimos como un perezoso se caía de un árbol a unos 10 metros de altura. Al caer no se movía, David se acercó, saliéndose del camino, para ver si estaba bien. El perezoso, le agarró un poco con su mano, o más bien con su uña, pero no se movió más.

Nos temíamos lo peor, así que David fue a buscar a un guía con el que nos habíamos cruzado hacía no mucho. Yo me quedé para saber cuál era el sitio exacto donde estaba, y no perderle de vista. Debió de tardar unos cinco minutos el perezoso en mover un brazo, levantó la cabeza y al verme se volvió a dejar caer. Tardó otros cinco minutos más por lo menos en empezar a levantarse e intentar trepar.

Trepó por un árbol que debía medir poco más de un metro, así que cuando llegó arriba, tuvo que volver a bajar y buscar otro árbol. Todos sus movimientos eran como verlo a cámara lenta. Cuando llegó David con el guía y un par de personas que iban con el guía, nos dijo que si no se movía era muy probable que no sobreviviera. Nos aseguramos de que estaba bien y continuamos con nuestra visita.

Uno de los perezosos colgado de un árbol

Llegamos hasta la Punta, a mitad del camino. Ahí paramos a hablar con un guía que indicaba la distancia que había hasta el final para saber si podíamos acabar. Nosotros decidimos dar la vuelta y regresar por la playa. Nos dimos un bañito de más de una hora, el agua estaba buenísima y nos limitamos a disfrutar durante un buen rato del lugar, del momento y sobre todo de nosotros.

Nosotros en una de las mesas del camino

Momento gracioso con una ola

No he podido evitar ponerlo

Cuando salimos del parque dimos un paseo por el pueblo. Buscábamos recuerdos para nuestra gente y para nosotros, pero no encontrábamos suvenires (menuda aventura fué conseguir algo. Pero esto ya os lo contaré más adelante, cada cosa en su momento). Lo que sí encontramos fue un sitio de crepes que tenían una pinta buenísima. Nos pensamos el volver después de cenar, pero estaban a punto de cerrar y si no, no podríamos comerlas, así que nos pedimos una par los dos de banana y chocolate, con un zumo, pero este estaba muy aguado. Luego nos fuimos a cenar una pizza y a las cabinas. Allí conocimos a otra pareja de catalanes, esta vez de Gerona. Nos pusimos ha hablar, nos dijeron más cosas y sitios que ver y al final nos dieron las 23.

Algunos de los corales que vimos

Otro coral en el camino

 

Ya sólo nos queda daros las gracias a tod@s por pasaros, leernos y ayudarnos a cumplir nuestros sueños. Esperamos que os haya gustado y sigáis leyéndonos.

Nos vemos pronto, un saludo enorme.

Sigue leyendo 

Post anterior

DÍA 2 – TORTUGUERO

A las 6 am ya nos habíamos levantado; 30 min antes que sonara el despertador. Recogimos las maletas y nos fuimos a desayunar; menuda variedad. Cogimos carretera a La Pavona y a las 11 dejamos el coche allí. El barco salía en 5 minutos, así que mientras David sacaba los billetes, yo cogía las maletas, vino el capitán del barco a ayudarme con ellas y a subirlas al barco. El viaje en barco duró una hora. En el camino vimos dos cocodrilos.
Nota mental : No volver ha hacer viajes así con maletas, usar mochilas. Por otra parte, es lo que solemos usar nosotros, no sé porqué tuvimos que innovar en esta ocasión.
Vino a recogernos Roberto, el encargado de las actividades de las cabinas Icaco, y fuimos andando unos 10 minutos hasta las cabinas. Pasamos por mitad del pueblo. El cuál, de primeras nos llamó la atención porque eran casas tipo chabolas, y nos pareció que todos eran muy pobres (más tarde cuando fuimos a comer, vimos que era su forma de vivir, que en ninguna casa faltaba su tele de plasma y que la gente tenía buenos móviles).
Una vez en las cabinas, tuvimos que pagar con PayPal porque no funcionaba el datáfono. Estaban situadas justo al otro extremo de donde nos dejó el barco, con lo cual teníamos el mar Caribe a pie del alojamiento. Según llegar, había 6 hamacas, pasabas junto a ellas y a la derecha, tenías un amplio comedor con varias mesas, que estaban separadas del camino con unas pequeñas vallas de madera. Al final del comedor estaba la recepción con un pequeño sofá, y una mesa con el ordenador. De ahí el camino se dirigía a las distintas habitaciones, todas ellas con un pequeño porche fuera, con una mesa y un par de sillas.

En las hamacas de las cabinas Icaco en Tortuguero

y Junto a la recepción, rumbo a las habitaciones de las cabinas Icaco

 

Tras alojarnos, nos fuimos a comer a una Soda que nos recomendaron en la recepción. Comimos un casado cada uno; la cantidad estaba genial.

El casado de David

El casado de Azu

 

 

 

Zumo natural de fruta, bien fresquito y delicioso

 

Después de comer, dimos un pequeño paseo por el pueblo donde vimos estas figuras, que llamaron nuestra atención.

 

Decidimos ir a la piscina, puesto que hacía un calor insoportable. De repente empezó a llover y nos quedamos en las hamacas de las cabinas. Cuando ya sólo chispeaba; no podía ser de otra manera; David se puso el bañador y fué a darse el primer baño en el Caribe. Yo le acompañé con la toalla, metiendo sólo los pies. Tengo que reconocer que el agua estaba buenísima, seguramente mejor dentro que fuera. Por la noche contratamos ver el desove de las tortugas en el primer turno, el de las 20. Coincidimos con una pareja de Catalanes; Eric y Elia; con los que estuvimos el resto de la estancia en Tortuguero.

Desove de las Tortugas

Roberto vino a buscarnos al hotel para llevarnos a ver el desove. Llevaba luces rojas al igual que todos los guías para molestar lo menos posible a las tortugas en su proceso.

Vimos las cuatro fases; como hacen el agujero, la cámara, donde más tarde pondrán los huevos, y luego lo cubren de tal forma, que resulta prácticamente imposible saber donde puso los huevos. Y por último el nacimiento 3 meses después. Vimos a las Tortugas Marinas Verdes.

La primera justo terminó de desovar y empezó a tapar el agujero. Después de verlo todos un poco, nos fuimos rápidamente a ver a otra tortuga que ya había hecho el agujero y la cámara y empezaba con el proceso de poner los huevos. Vimos como iban cayendo y como lloraba mientras entraba en una especie de trance por el esfuerzo. Fué alucinante, se nos pusieron los pelos de punta, una experiencia única que sin duda recomiendo a cualquier amante de los animales y de la naturaleza. Lástima no tener fotos propias, pero estaba prohibido ya que las luces pueden hacer que salgan del trance y no pongan los huevos.

Pero como casi siempre también hubo un lado malo. Hace años en Tortuguero cazaban a las tortugas para comer, ya que abundaban. Aún hoy en dia, hay cazadores furtivos que las cazan y por lo visto se paga bastante bien. Aunque también corres el riesgo de una multa bastante elevada. Cuando ya acabamos el tour e íbamos hacia nuestras cabinas, los guías vieron marcas de como se acababan de llevar a una tortuga arrastras para según decían hacer caldo de tortuga que dicen está buenísimo. Después de ver el espectáculo que es ver todo el proceso, verlas llegar e irse de la playa, es algo que personalmente no probaría aunque lo regalasen.

Aquí os dejo alguna foto de internet, para que podáis ver un poco el proceso.

Fotos de internet del desove, momento en el que pone los huevos

Foto de internet. Tortuga llegando para desovar

 

Foto de internet. Tortuga volviendo al mar, después de poner sus huevos

Ya sólo nos queda daros las gracias a tod@s por pasaros, leernos y ayudarnos a cumplir nuestros sueños. Esperamos que os haya gustado y sigáis leyéndonos.

Nos vemos pronto, un saludo enorme.

Sigue leyendo

Post anterior

DÍA 1 – LUNA DE MIEL – COSTA RICA. Qué ver, o qué vimos nosotros

Costa Rica

Vamos a iniciar este proyecto contando nuestro viaje más importante la Luna de Miel. ¡Costa Rica!
El avión salía desde Santander a las 8:55 con destino Madrid. Nos llevó mi padre al aeropuerto y Andrea; nuestra sobrina mayor; también vino a despedirnos. Después de facturar a las 6am, fuimos a desayunar a la cafetería. Llegó la hora de las despedidas y de subir al avión. Llegamos a Madrid a las 9:50. Cambiamos de Terminal, lo que nos llevó una hora y por fin llegamos. Menuda diferencia de aviones, el de Santander – Madrid, parecía una caja de sardinas; mientras que el de Madrid – San José, era enorme y espacioso con todo tipo de distracciones. Despegamos a las 12:05 y después de 10 horas de viaje llegamos a San José. Las vistas del país desde el avión, eran alucinantes, tanta naturaleza, tanto monte. Prometía ser un gran sitio; simplemente por el paisaje, merecería la pena. Serían las 22 de la noche hora española, las 14 hora en costa rica. Nuestras maletas fueron las últimas en salir.

Llegamos a San José

Maletas en mano, fuimos a preguntar por RentaCar. Un chico nos alejó un poco del resto para que los turistas pudieran coger sus taxis. El chico llamó a RentaCar para que viniera a buscarnos. Pasaron el teléfono a David para dar los datos y al hacerlo le dicen que este chico no tiene nada que ver con su empresa. Cogemos las maletas y nos disponemos a alejarnos, cuando el chico nos indica que efectivamente es así, que sólo intentaba ayudarnos. Luego hablando con él nos dijo que si íbamos a Parques Nacionales, no nos salieramos de los caminos marcados, puede haber animales venenosos como las serpientes terciopelo, que son de las más venenosas. Las primeras impresiones no siempre son las acertadas, y después de pensar que intentaría robarnos, nos demostró que todo lo contrario y acabamos dejándole una propina.
Cogimos nuestro coche por unos días, un Daihatsu Terios. Tuvimos que pagar más por el seguro de lo que contratamos desde España. 19,99 €/día del seguro diario y 4 €/día de asistencia en carreteras. Con todos los trámites realizados nos fuimos a buscar nuestro hotel.

Nos costó un rato encontrarle. Pusimos el gps del coche nuestro, pero no hacíamos más que dar vueltas y por más que preguntamos, no lo encontrábamos. Por lo visto, habíamos metido mal los mapas. Acabamos sacando el gps de montaña; gracias al cual nos dimos cuenta. Bueno se dió cuenta David, porque yo, sentido de la orientación no tengo. Por suerte él enseguida supo situarse y pudimos encontrar el hotel Villa Río Segundo.

Llegamos a las 19 hora local. El sitio tenía buena pinta, llegabas y había un prado que sólo era interrumpido por el camino de acceso a la entrada. Por detrás tenía una piscina grande, que invitaba a bañarse y alrededor varias hamacas. Por dentro era muy amplio. Una cocina con barra americana y una mesa alargada grande, donde comíamos los huéspedes, junto a una mesa más pequeña donde debían de colocar las cosas del desayuno. Junto a la entrada una pequeña zona donde había unos sofás. Por un camino estrecho estaban las habitaciones y el baño.

Nos alojamos y fuimos a hablar con una pareja vasca con la que coincidimos, la cual nos dió muchos consejos. Nos contaron que allí la gente madruga mucho y sobre las 19 o las 20 ya no hay nadie por la calle. Cenamos unas hamburguesas, nos las pidió el propio hotel, a un sitio de comida para llevar. A partir de ahora nos tocaría madrugar. Nos fuimos a la cama a las 22 y quedamos en desayunar a las 7.

Parte trasera del alojamiento Río Segundo en San José. La piscina

Parte delantera del alojamiento Río Segundo en San José. Zona del porche y de aparcar los coches

 

Ya sólo nos queda daros las gracias a tod@s por pasaros, leernos y ayudarnos a cumplir nuestros sueños. Esperamos que os haya gustado y sigáis leyéndonos.

Nos vemos pronto, un saludo enorme.

Sigue leyéndonos