Manga del Mar Menor

Nos toca visitar la Manga del Mar Menor, y os contamos alguna que otra cosilla.

Hemos amanecido en Portus. Junto a la playa. Esto de encontrar el sitio de noche, tiene su encanto, porque no sabes lo que te encontraras por la mañana.

A los pocos minutos de despertarnos hemos oído un camión bastante cerca de la furgo. David se asomo para saber que estaba pasando. Iban a desmontar el chiringuito y cargarle en una grúa. Como estábamos aparcados bastante cerca, preguntamos si molestaba la furgo, para mover la furgo, pero no hacía falta. Estuvimos mirando a través de la ventana como desmontaban y cargaban el chiringuito, en alguna ocasión viendo todo demasiado cerca de la furgo. Pero no hubo ningún percance así que genial.

Hoy rompemos la rutina de darnos un bañito al despertar, pues hacía un montón de viento. El mar estaba precioso, rompiendo a escasos 30 metros de donde estábamos aparcados. De hecho un poco más arriba de donde estábamos aparcados, había una valla cortando la carretera pues las olas llegaban a ella. A nosotros nos pasaban los restos de olas por debajo de la furgo. Ha estado yendo y viniendo gente durante toda la mañana para ver semejante espectáculo de ir y venir de olas.

Vamos a la Manga

Nos hemos vuelto a poner en ruta, esta vez para ir hacia la manga del mar menor.

La manga del mar Menor

Hemos recorrido los 20 kms de la manga, observando la cantidad de turismo que debe juntarse en verano; ya que todo eran hoteles, restaurantes, tiendas de recuerdos,… Al volver hemos parado a mitad de camino; junto a varias autocaravanas y alguna gran volumen; para comer. Sigue lloviendo, y está casi todo cerrado, por lo tanto ni nos bajamos del coche. De la que ya nos íbamos, esta vez dirección Albacete, vimos un Aldy, en el que nos paramos a comprar batidos de chocolate. Estando en ruta, estos batidos no pueden faltarnos.

Bueno el viaje ya va llegando a su fin, se nos acaban las vacaciones y por lo tanto poco a poco rumbo hacia nuestra tierruca. Así que dejamos la costa, con sus playitas y sus calas, para meternos tierra adentro.

Paramos a dormir cerca de Hellín, en Cañada de Agra. Donde hemos cargado el depósito de agua y la garrafa para beber.

¿Qué nos deparará el día de mañana? Aquí ya está todo el pescado vendido, nos queda cenar y relajarnos un ratito. Así que vamos a disfrutar de las estrellas y de la naturaleza en sí.

Seguir leyendo

Leer anterior

Tapeo en Almería

Hoy nos toca ir de tapeo por Almería. Pero de momento ha sido una mañana y un día de relax. Casi se podría decir que de postureo; nos faltaba hacer fotos para que fuese postureo total.

Según levantarnos nos hemos ido a dar un bañito. Hoy los dos juntos, pues hacía bastante bueno y el agua estaba buenísima. Y lo mejor, ¡Sin MEDUSAS!

Después del baño, una duchita y ahora sí, vamos a desayunar. Hemos tenido un desayuno espectacular en todos los sentidos. Os pongo en situación.

Desayuno único

Furgo aparcada en el paseo, junto a la playa. Hornillo en el murito que separa la acera de la playa. Y desayunar ahí sentados, con los rayos de sol y esas vistas, espectacular, pero eso no es todo. Para desayunar, un zumito de naranja ( de brick, aun no tenemos exprimidor en la furgo, y es bastante práctico el brick). Unos croissant con mantequilla y mermelada mojados en un buen Cola Cao. Un desayuno así, en su conjunto, no tiene precio. Por no mencionar la compañía por supuesto.

Con el estómago lleno, seguimos sumando kms a la furgo. Esta vez llegamos hasta Almería. Hemos aparcado casi a las 14 de la tarde. Con las mismas, ya era hora de comer, así que nos fuimos a tapear. Parece que el día de hoy va de comer.

Tapeo en Jalisco

Fuimos a la calle Jovellanos, donde habíamos visto que era un buen sitio para tapear. Primero entramos en el Jalisco. David pidió una de migas con pescadito frito y yo, una de pavía de bacalao con sus respectivas claras. Nos costó 5€, algo más caro que en Granada.

Migas con pescaito frito
Pavía de bacalao

Tapeo en Taberna Nuestra Tierra

Luego fuimos a la Taberna Nuestra Tierra. Para nuestro gusto, un poco pijo el sitio. Pedimos una de morcilla crujiente con confitura de tomate y unos boladillos de jamón y setas con clara y mosto. El precio también fué de 5€.

Morcilla crujiente
Boladillos de jamón y setas

Tapeo en Entre Mares

De la que íbamos hacia la calle Jovellanos, pasamos junto al Entre Mares, que nos llamó bastante la atención. Así que entramos a probar. Sin duda el sitio nos gustó según entrar, además los camareros muy atentos. Pedimos al camarero que nos aconsejara, y nos recomendó un arroz negro recién hecho. Sólo hacía 15 minutos que le habían quitado del fuego.

Primera tapa

Pedimos el arroz, que venía con calamares y ali oli y la otra tapa de jibia frita con sus respectivas claras. Mientras hacían las jibias, como iba a tardar un poco más, nos trajeron unas aceitunas para ir picando.

Arroz negro
calamares, que venían con el arroz
Aceitunas para la espera

Segunda tapa

Decidimos repetir en el mismo bar, pues como decía antes todos muy simpáticos y atentos. Esta vez pedimos una tapa de almejas y una de gambas a la plancha, y marchando otras dos claras.

Almejas
Los restos de las gambas, pues no nos dimos cuenta de hacer la foto antes.

Tapas extra

Seguimos picando, esta vez tapas extra, que cuestan 1,75€ cada una. Es el turno de los chopitos y los calamares. Como anécdota, os contaré que mientras le decía a David de pedir los chopitos, me equivoqué y dije chupitos. Estuvimos vacilando con ello y cuando vino el camarero pedí los calamares y chupitos. Os podéis imaginar las risas que nos echamos los tres en ese momento. Además el camarero cuando fue a cocina, dijo que queríamos chupitos y calamares, por lo que las risas salían de la cocina.

Los calamares, nos los comimos sin hacer la foto.

Los famosos chupitos, digo chopitos

Bueno con esto, ya nos damos por comidos, así que pedimos la cuenta. Antes de traernosla, nos invitaron a unos “chupitos” de café helado con nata. De los chupitos tampoco hay foto. Esta vez pagamos 13,90€. No nos pareció para nada caro, y si tienes en cuenta el trato, menos aún.

A bajar la comida

Ya con la panza llena de nuevo, paseamos un poco y nos fuimos a Punta de Río, junto al paseo Marítimo. Hemos cargado el depósito de agua, y con las mismas hemos ido a darnos otro bañito en el mar. Yo tenía las piernas bastante cansadas, así que me quedé en la furgo. David aprovechó para hacer algo de Snorkel.

Mientras yo, disfruto de las vistas y de la tarde tan tranquila que ha quedado.

Sobre las 20 de la tarde, vimos un capítulo. Luego a cenar, otro capítulo y a dormir.

Ya sólo nos queda daros las gracias a tod@s por pasaros, leernos y ayudarnos a cumplir nuestros sueños. Esperamos que os haya gustado y sigáis leyéndonos.

Nos vemos pronto, un saludo enorme.

“Que todos vuestros deseos se cumplan. Lucha por lo que de verdad quieres.”

Seguir leyendo

Leer anterior

Caños de Meca

Hoy visitaremos los Caños de Meca. Pero antes…

Hemos dormido en el Palmar. ¿No es algo maravilloso poder despertarse cada día en un lugar, con fantásticas vistas y además a pie de playa, como hoy?

Playa el Palmar, en Cádiz

Ya veréis las vistas de Caños de Meca, magníficas. Uno de los sitios que más me han gustado hasta el momento, en este viaje.

Recordar que estamos a 17 de Octubre del 2018. Tan sólo han pasado dos días desde el huracán leslie.

Al despertarnos, David se ha ido a dar un bañito. A mi no me apetecía mucho, aunque hacía bastante bueno y me he quedado recogiendo y preparando el desayuno. Cuando hemos terminado de desayunar hemos recogido la cama entre los dos. Hemos abierto la cama de arriba, para que ventile un poco. Con las mismas nos hemos ido a dar un largo baño los dos.

Mientras nos bañábamos, yo estaba un poco pendiente de los surfers, porque aunque en la zona en la que nos metimos no había ninguno, al pasar el tiempo la ola rompía mejor en nuestra zona. Por lo que vamos moviéndonos de un lado a otro para no molestarnos.

Parapentes a motor. ¡¡CUIDADO!!

Mientras nos bañamos, vimos un par de parapentes a motor. Por un momento pareció detenerse el mundo durante unos segundos. Todos en la playa, tanto en la arena, como en el agua, fijamos nuestras miradas en uno de ellos, estaba haciendo giros extraños. Acercándose demasiado al agua por la zona de la orilla. Le veíamos demasiado cerca y sin el control del parapente. Todos seguíamos allí pendientes de lo que hacía, sin entender muy bien lo que estaba pasando. ¡Vimos que el motor estaba parado! Tuvo que hacer un aterrizaje de emergencia en la arena. En una explanada, donde por suerte no había gente.

Cuando logró aterrizar, hubo quienes nos acercamos para ver si estaba bien. Pero antes de llegar, empezó a prepararse para volver a despegar. Así que el mundo continuó girando, y cada uno a lo suyo de nuevo.

No había aire suficiente como para que pudiera alzar el vuelo de nuevo, después de varios intentos nos acercamos para ver si necesitaba ayuda, enseguida llegaron otros dos chicos también para intentar ayudar. Aunque nos dijo muy amable que lo único que necesitaba era un poco de viento para volver a las alturas.

En vista de que no podíamos echar una mano, fuimos a preparar un tentempié, ya que eran cerca de la una del medio día. Con unas aceitunas volvimos a la arena a sentarnos y ver si conseguía despegar. Después de un largo rato y muchos intentos, por fin, logró alzar el vuelo. Le perdimos de vista en las alturas. Donde vimos alejarse de nuevo los dos parapentes, perdiéndose en la lejanía y en la inmensidad del cielo.

Rumbo a los Caños de Meca

Seguimos haciendo kilómetros, con parada en los Caños de Meca, donde disfrutamos un montón de las vistas. No encontramos un buen sitio donde dejar la furgo, así que no bajamos a la playa. Pero las vistas desde arriba, creo que merecieron mucho más la pena.

Playa Caños de Meca
Playa Caños de Meca. ¿No os parece una vista increíble?

Intentamos llegar al faro de Trafalgar, pero no se podía pasar con la furgo, así que continuamos rumbo a Barbate.

Rumbo Barbate

Justo antes del puerto de Barbate, vimos un aparcamiento para llegar a una de las calas. Aparcamos ahí y preparamos la comida. Era un pequeño descampado con capacidad para unos 30 vehículos más o menos. Rodeados de árboles que daban una sombra perfecta para pasar un rato y estar muy agusto. Probamos a montar el toldo para cuando nos duchemos, por si tenemos que taparnos. (al final no le usamos ningún día, y no porque no nos hayamos duchado en todo el viaje. Sino porque lo hacíamos en lugares donde no había gente.) Pero ya sabemos cómo le podemos enganchar en caso de necesitarlo.

Llegamos a Barbate y como hacía bueno, lo primero que hicimos fue buscar aparcamiento cerca de la playa. Encontramos un sitio a la sombra y sin pagar en una calle paralela a la playa. Yo estaba un poco destemplada, y no me encontraba muy bien, así que me quedé en la furgo preparando la web y haciendo algo de caso a las redes sociales.

Rumbo Zahara de los Atunes

Después de un rato, volvió David del agua y seguimos en carretera. Esta vez rumbo a Zahara de los Atunes. Encontramos un lugar fantástico donde ver el atardecer. Como no podía ser de otro modo, también a pie de playa. Una gran explanada, de tierra y algo de gravilla. Podríamos ver atardecer en el mar a través de unas dunas. Llegamos con el tiempo bastante justo, así que no pudimos montar la cámara para un timelapse, ni nada, pero esas imagenes las grabamos en nuestras retinas.

Atardecer en Zahara de los Atunes

Noche tormentosa y un despertar movidito

Con la noche, llegó la lluvia. Nos acostamos, pero a eso de las 5 de la mañana el ruido de la lluvia nos despertó. Miró David por la ventana y vimos que el suelo se estaba encharcando bastante. Además no tenía pinta de que fuera a parar pronto. Decidimos mover la furgo de sitio, para no quedarnos atascados. Arrancamos la furgo y el parabrisas no daba a basto del agua que estaba cayendo, aún así teníamos que movernos. Sin apenas ver la salida, con grandes charcos por todo el aparcamiento y sin saber por donde debíamos ir, conseguimos llegar a la salida. Por fin ya estamos en asfalto, y según salir, a escasos metros encontramos un aparcamiento. Volvimos a estacionar la furgo y a echarnos a dormir otro rato. Ya eran cerca de las 6 de la mañana y con lo que llovía no podíamos hacer mucho más.

Ya sólo nos queda daros las gracias a tod@s por pasaros, leernos y ayudarnos a cumplir nuestros sueños. Esperamos que os haya gustado y sigáis leyéndonos.

Nos vemos pronto, un saludo enorme.

“Que todos vuestros deseos se cumplan. Lucha por lo que de verdad quieres.”

Sigue leyendo

Lee el anterior

Del Puerto Santa María al Palmar

Hoy nos hemos despertado en el Puerto de Santa María; y antes de nada hemos comprobado que Ka; nuestro gato; estuviera bien, después de la pelea de la noche anterior. Después de comprobar eso y antes siquiera de desayunar, nos hemos ido a dar un buen chapuzón en el mar. Recordaros que estamos en Octubre, pero hacía bastante bueno y el agua estaba mejor aún. Hemos salido a desayunar, recogido un poco la furgo y de nuevo otro bañito. Hay que aprovechar que la playa está prácticamente vacía, y el agua hasta un buen rato después, no había nadie. Una maravilla disfrutar así del mar, de las olas, de la playa y sobre todo de la compañía.

Se acerca el mediodía y con él la hora de marchar y seguir rumbo. Nos despedimos del Puerto de Santa María, hacia no sabemos donde, . Por el momento, hacer la compra es una buena idea.

Adiós al Puerto de Santa María

Así que nos ponemos en carretera hasta el Mercadona del Puerto de Santa María. Ya con la nevera llena; que bien se vive con nevera en ruta, es otro nivel. Nos fuimos a comer a la urbanización de Rocha. Un sitio muy tranquilo junto al mar. Da gusto viajar en esta epoca y tenerlo todo para tí. Los aparcamientos vacíos, nadie que te llame la atención por sacar mesas, ni por abrir la cama de arriba. Que lo hicimos y nos echamos una buena siesta en ella, disfrutando de la brisa que entraba a través de las ventanas y del sonido del mar que le teníamos a escasos metros. Cómo habremos sobrevivido tanto tiempo sin disfrutar tanto de estas maravillas.

Del Puerto de Santa María a Conil de la Frontera

Decidimos seguir haciendo kilómetros y nos fuimos hasta Conil, donde pensábamos buscar un sitio donde dormir. Encontramos un sitio perfecto en el que además no estaríamos sólos, había dos furgonetas más. Eso seguro que significaba que era un sitio tranquilo. Además uno de nuestros indispensables a la hora de elegir un buen sitio donde dormir, es que tenga playita cerca, para poder darnos un buen col según despertarnos.

Decidimos acomodarnos un poco y puesto que eran las 20:30, veríamos un capítulo y en breve a cenar. Pero lo bueno de no tener ni plan, ni prisa, es que cualquier cambio es bien recibido. Por lo que cuando nos llamó mi primo Oscar, para quedar a cenar, nos pareció un plan perfecto.

Cambio de planes

Así que quedamos con Óscar y con Luisi; su madre; para cenar en Cádiz. Debíamos volver hacia atrás unos 50 kilómetros, pero es lo bueno de no tener rumbo. Sobre las 21 de la noche llegamos a Cádiz, donde habíamos quedado con Luisi. Dimos un paseo con su perro mientras hacíamos tiempo a que llegara Óscar.

Nunca dejará de asombrarme la facilidad con la que vuelves a estar con familia con la que hace más de 15 años que ni ves, ni hablas con ella. Bueno la vimos hace dos años cuando estuvimos también por aquí, pero apenas media hora.

Cuando llegó Óscar, dejó al perro en casa y nos fuimos dando un paseo a cenar, la primera opción hubo que descartarla, pues el chino al que íbamos estaba cerrado. Así que nos fuimos a cenar a la tapería de Lulu. Un restaurante de picoteo donde pedimos unas tapas que estaban buenísimas.

Cuando estábamos a punto de pedir los postres, llegó Marián, mi prima y hermana de Óscar. Pasamos una velada perfecta. La vuelta la hicimos en coche, hasta nuestra Morenuca, donde se la enseñamos y nos invitaron a tomar algo y dormir allí, pero preferíamos seguir rumbo y sobre todo amanecer junto a la playa.

Rumbo al Palmar

Eran más de las doce y media cuando nos pusimos de nuevo en carretera. Elegimos dormir en el Palmar, ya que nos había dicho Óscar, que no habría mucha gente. Aunque había más furgos de las que pensábamos. Estuvimos muy a gusto y a pie de playa, como a nosotros nos gusta.

¿Podremos bañarnos a la mañana siguiente? ¿Qué aventuras nos deparará el viaje? Si no quieres perderte ninguna de nuestras locuras, no olvides pasarte cada martes a partir de las 19:30. O si lo prefieres suscríbete para que te llegue un aviso cuando suba contenido.

Ya sólo nos queda daros las gracias a tod@s por pasaros, leernos y ayudarnos a cumplir nuestros sueños. Esperamos que os haya gustado y sigáis leyéndonos.

Nos vemos pronto, un saludo enorme.

“Que todos vuestros deseos se cumplan. Lucha por lo que de verdad quieres.”

Sigue leyéndonos

Leer anterior

Elvas

Este año nos fuimos de nuevo a pasar las vacaciones al sur de España. Primer destino Badajoz y Elvas.

Empezamos nuestro viaje por Badajoz, visitando a Azahara y su familia.

Llegamos un sábado . Y como siempre nos presentamos sin avisar. Cuando estábamos a unos 20 minutos de llegar a su casa, les llamamos. No la gustan mucho las sorpresas, pero con nosotros lo tiene claro. Nos encanta llegar a los sitios sin avisar. Bueno más bien, nos gusta ir sin planes, donde nos lleve la furgo. Aunque esta vez algo se olía, ya que se nos había escapado en el grupo que íbamos para el Sur. Eso implicaba visita seguro. Llegamos casi a la hora de cenar. Menos mal que estamos lejos, porque muchas liadas de estas y quizás hasta nos dejasen de hablar.

Al día siguiente aprovechando que era domingo nos fuimos a comer fuera. Cruzamos la frontera a Portugal y llegamos a Elvas. Situado a unos 20 kms de Badajoz. Un lugar con mucho encanto y declarado patrimonio de la humanidad.

Elvas

Elvas es una ciudad fortaleza declarada Patrimonio Mundial. Nombrada por la Unesco por contar con un sistema de murallas y fosos secos que configuran la fortificación terrestre de mayores dimensiones que se conserva en el mundo.

Tiene varios monumentos que también son declarados patrimonio de la humanidad desde 2012, como el acueducto y sus fortalezas.

Acueducto de Amoreira

El acueducto de Amoreira, junto con el castillo de Elvas, forman la “Guarnición fronteriza y fortificaciones” de la ciudad de Elvas; declaradas Patrimonio de la Humanidad en 2012. El punto más alto del acueducto se encuentra a más de 30 metros. Cuenta con 843 arcadas de arcos superpuestos y pilares. Tiene una longitud de 8,5 kms.

Acueducto de Elvas

Fuertes

Tiene varios fuertes importantes. El Fuerte de Nuestra Señora de Gracia, situado en lo más alto del monte de Gracia. A 500 metros al sur; se encuentra el fuerte de Santa Luzia.

Cuenta con varios museos. El museo militar de Elvas, el militar del Fuerte de Santa Luzia, el de Arte Contemporáneo de Elvas, Arte Sacra, Fotografía y el de Arqueología.

De Badajoz a Elvas

Después de esta pequeña introducción sobre Elvas, seguimos contando nuestra experiencia. No sin antes decir que queremos volver y disfrutar más de este lugar.

Salimos a media mañana de Badajoz. Nos fuimos a comer a un pequeño restaurante llamado Ponto de encontro. Situado frente al Mercado Municipal. Un lugar muy acogedor, con el dueño/camarero muy atento. Nos dió consejos para no pedir de más, ni quedarnos con hambre. El sitio ideal, muy recomendable. Nosotros seguro que volveremos. Otro dato a destacar; por lo menos hasta Octubre de 2018; no aceptan tarjeta, debes llevar efectivo. Aunque cerca tienes un cajero automático.

Después de una buena comilona con su buena sobremesa, salimos a pasear un poco. Disfrutamos de las vistas que quedan junto al Mercado Municipal.

Después nos fuimos a ver el acueducto. Al pasar con el coche es enorme, pero si te pones debajo de uno de sus arcos, pareces diminuta.

Parque Municipal de Elvas

Más tarde fuimos al Parque Municipal de Elvas. El cual tiene bastantes columpios para los niñ@s. Además de una cafetería y un parque por el que pasear.

Este en primavera merece mucho la pena verlo. Los árboles tienen unas flores rosas y dejan todo el paseo de este color, dando un ambiente de ensueño. Pero cuando llega el otoño y están tanto los árboles como el suelo así, es espectacular. Sin duda alguna es muy recomendable pasear por él.

Tiene algunos animales en jaulas, como pavos reales, gallinas y otros pájaros, además de una pequeña laguna para los patos.

Este paseo es el que debe ser impresionante verle rosa.

Más tarde y teniendo en cuenta que estábamos en alerta por fuertes vientos, decidimos retirarnos a casa. Así nuestros anfitriones también pueden descansar, después de toda la semana trabajando.

Al llegar a casa estuvimos escogiendo una película para verla después de cenar. Mientras la elegíamos no parabamos de hablar y así era imposible ver nada. Así que después de cenar la pusimos.

El lunes nos despedimos del anfitrión de la casa y del peque, pues teníamos pensado proseguir nuestro viaje. Ellos se marchaba a trabajar y a la guarde.

Nos pusimos a hablar sobre todo de alguna duda que tenía con el tema de la web. Como ella había realizado un curso, podría aconsejarme sobre algunos asuntos y ensañarme otros muchos. Desde aquí muchas gracias por todo Aza.

Total que hablando y hablando, nos dió la hora de hacer la comida, y por tanto de ir a buscar al peque a la guarde. Le hizo muchísima ilusión vernos, ya que le habíamos dicho que cuando volviese, no estaríamos. Nos quedamos a comer, y un rato de sobremesa. Pero teníamos claro que otra noche no íbamos a pasar, pues al final pasamos las vacaciones enteras con ellos y no viajamos, que es lo que realmente queremos .

A media tarde nos pusimos en carretera, rumbo al Puerto de Santa María en Cadiz. Teníamos unas 3 horas y media, pero con nuestra Morenuca, algo más tardaríamos. Exactamente desde casa de Aza hasta el lugar en el que dormimos poco más de 4 horas. No solemos correr, pero con ella no llegamos ni a los 120 km/h permitidos. Nos encanta disfrutar de la naturaleza, además correr consume más combustible.

Muchísimas gracias a los tres por acogernos y tratarnos tan bien, así da gusto ir de visita. Pero sobre todo gracias por seguir abriendo la puerta de vuestra casa,

La semana que viene podréis seguir nuestra gran aventura en el Puerto Santa María. Viajabamos con Ka, nuestro gato, cuando este decidió bajarse de la furgo sin previo aviso. No hace falta decir, que no está acostumbrado a salir.

¿Quieres saber lo que pasó? No te pierdas el post de la semana que viene.

Ya sólo nos queda daros las gracias a tod@s por pasaros, leernos y ayudarnos a cumplir nuestros sueños. Esperamos que os haya gustado y sigáis leyéndonos.

Nos vemos pronto, un saludo enorme.

“Que todos vuestros deseos se cumplan. Lucha por lo que de verdad quieres”

Sigue leyendo

Ferrata de la Hermida

¿Qué es una vía ferrata?

Antes de nada contaros en qué consiste una vía ferrata y un poco de su historia. Cuál fué el principal motivo para crearlas.

Primera vía ferrata

Las primeras se instalaron en Austria para hacer más accesible el subir a uno de sus picos. En la primera guerra mundial se crearon estos tipos de senderos con fines militares. Más tarde se convirtieron en senderos deportivos.

Básicamente, es subir una montaña, por paredes verticales utilizando un arnés con disipadoras y un casco. Además es muy recomendable el uso de guantes. A ser posible sin dedos, para tener mayor sensibilidad y poder manejar mejor los mosquetones. A medida que vas avanzando puedes encontrar distintos anclajes como grapas, pasamanos, tirolinas, puentes colgantes, etc. Permitiéndonos llegar a zonas de difícil acceso con seguridad.

Las vías ferratas son como vías de escalada. Aunque adaptadas a un público más general, no solo para deportistas con muy buena forma física. Eso implica que mucha gente no las tiene el respeto suficiente. Toda actividad, sobre todo en montaña, tiene que hacerse con seguridad.

Vía ferrata de la Hermida

Ubicación

Esta vía ferrata se encuentra, como su propio nombre indica, en el Desfiladero de la Hermida. Entre Cantabria y Asturias. Carretera que transcurre junto al río Deva y une Unquera con Potes.

Datos a tener en cuenta

La duración estimada es de unas 3 o 4 horas. Ya sabemos que este tiempo es orientativo ya que depende de varios factores; como la cantidad de gente que la esté realizando o lo fuertes que estén dichas personas , son sólo algunos ejemplos.

Tiene una dificultad media alta. Aunque tiene varias escapatorias para evitar los puentes final, que sin duda es el tramo de mayor dificultad. No sólo por los puentes en sí, si no porque en el último tramo, hay pasos más complicados.

El plano de la actividad de hoy

Escapatorias

Primera escapatoria, las tiesas. Situada al poco de iniciar la vía ferrata. Si descubres que tienes vértigo o simplemente no es una actividad que te guste. Un poco más arriba, pasando más pared vertical tienes la segunda escapatoria, la de Canelaria. En estas dos salidas, haces el regreso por una pedrera, la del Canal de Canelaira.

La tercera escapatoria es la Canelaria II. En la cual sales hacia la izquierda haciendo varios rappels (debes llevar tú el material para hacerlos; descensor, cuerda…). Los rappels podemos hacerlos en doble con cuerda de 60 metros. Las distancias de estos son de 20, 26, 20, 24 y 22 metros. Van todos seguidos, aunque yo, nunca he tomado esta salida.

Si decides seguir subiendo tendrás dos opciones. Hacer el puente colgante; el cual tiene una distancia de 100 metros; o seguir subiendo por más grapas hasta casi la cima; donde se encuentra la Cueva Ciloña. Eso sí el regreso será de aproximadamente hora y media si no es más. Andando por la montaña, eso sí el sendero está bastante bien marcado.

Debes tener en cuenta la hora a la que inicias la actividad. Esto te ayudará a saber si puedes o no coger alguna escapatoria, sobre todo la última. Si crees que no podrás pasar los puentes, sería recomendable salir en la escapatoria anterior; la Canelaria II.

Siempre que se va a realizar una actividad es IMPORTANTE:

Saber que vas a hacer. Que vas a necesitar. Si estás preparado. Si necesitas contratar un guía por lo que pueda pasar, etc.

A por la vía ferrata

Bueno y una vez contado en qué consiste la actividad en general, os vamos a contar nuestra experiencia.

Siendo monitora de tiempo libre, la había realizado varias veces. En el 2014 con niños, pero sólo hasta la escapatoria de la Canelaria. Una vez fuimos con familia pero los puentes no pudimos hacerlos por vértigo. Así que tuvimos que hacer la caminata larga. Se nos hizo eterna, porque íbamos sin entrenar y estábamos bastante cansados cuando llegamos arriba. Aún nos quedaba la vuelta, se nos hizo bastante eterna.

David la a realizado varias veces, yendo con amigos y con compañeros. Es todo un experto. Incluso a ayudado a algún guía a rescatar a sus clientes. Así todo fluiría más rápido, pero siempre con total seguridad. Esto fue cuando la hizo con mi hermana y mi cuñado. Así que voy en las mejores manos.

Este verano por fin, hicimos la ferrata de la Hermida David y yo. Ya era hora, que ganas tenía y después de mucho desearlo, llegó el día.

Llegó el día

Así que cargamos a la “Peque Furgo”. Ya haré un post más adelante para presentaros a las dos furgonetas que nos llevan a conocer lugares maravillosos. Salimos la tarde del sábado, dirección Potes. Llevamos el equipo de ferratas y todo lo necesario para pasar un fin de semana fuera de casa.

Llegamos a Potes para hacer algo de compra para cenar y los bocadillos del día siguiente. Luego de nuevo al desfiladero a dormir en una zona que ya conocíamos. Donde habíamos pasado alguna tarde y parado en otras ocasiones. Este lugar nos lo recomendó un amigo hace ya tiempo. Después de cenar y contemplar las estrellas decidimos ir a la cama ya que al día siguiente queríamos madrugar.

Nos levantamos desayunamos y nos asearnos un poco en el río. Luego empezamos a preparar la mochila para comenzar nuestra actividad de hoy. Se presentaba muy buen día, con un gran sol para acompañarnos. Decidimos hacer un poco de tiempo para que el sol calentara algo la pared por la que transcurre la vía.

Aparcamos el coche si vienes de potes, pasando el balneario de la Hermida, hay un pequeño aparcamiento. Este suele tener una cadena y un poco más adelante, pasando una casa; hay otro aparcamiento. En él suelen parar autobuses, es gratuito y está abierto siempre. Desde aquí puedes ver el puente colgante.

Cuando ya estábamos terminando de prepararnos pasaban por allí mis primos en moto; estuvimos hablando con ellos un poco y nos pusimos rumbo a la tan deseada vía ferrata. Se está haciendo desear…

Inicio de la actividad

La primera parada fué en el centro de recepción. En él alquilan material y guías (imprescindible reservar guía con antelación por teléfono). Preguntamos si era necesario dejar algún dato o presentar la licencia de que estamos federados. Pero nos dijeron que nada de eso era necesario, que si teníamos el material podíamos hacerlo sin problemas. Así que seguimos el camino entre el pedregal y los arbustos hasta el inicio.

Al pie de la ferrata

Una vez en el inicio de la vía, paramos a beber un poco de agua. Con las mismas iniciamos la tan deseada ferrata.

Vistas desde una de las paredes de la vía ferrata

Lo primero que encuentras es una pared vertical con bastantes grapas. Lo cual da seguridad, sobre todo si es la primera vez que realizas este tipo de actividad. A medida que avanzas, la pared pierde verticalidad. En cuanto subes lo suficiente para esquivar los árboles, te deja unas vistas espectaculares.

Subiendo la pared con la ayuda de las grapas. Mientras David de relax

Tras la primera pared y caminado un poco por el sendero del bosque, encuentras la primera escapatoria. Siempre sigues atado a la línea de vida. Nosotros decidimos seguir ya que mi objetivo es cruzar los puentes.

Iniciamos la segunda pared. En este punto, tuve que dar un paso un poco más largo o buscar un calzo intermedio. Es lo que tiene ser bajita, . Seguimos ascendiendo por la pared de la montaña sin dificultad. De nuevo otro pequeño paseo por el bosque, hasta llegar a la tercera pared. Bastante sencilla también, ya que a pesar de ser algunas paredes verticales, sigue habiendo bastantes grapas. Lo cual hace que esta parte de la ferrata sea bastante fácil. Una vez arriba encuentras la tercera escapada, compuesta por 5 rappels de un máximo de 26 metros de altura. A partir de aquí el nivel es un poco más elevado.

Llegando a la Cueva del Jabalí. Como veis todo muy bien señalizado

Parada técnica

Llegamos a la Cueva del Jabalí donde paramos de nuevo a beber agua y comer un poco de chocolate. A pesar de haberme tomado la medicación antes de iniciar la actividad, tengo que tener ciertas medidas de seguridad extra. El realizar esfuerzos físicos hace que necesite parar un poco a tomar el aire, beber agua y comer un poco. Después del chocolate, veo que sigo sin recuperar del todo para seguir disfrutando de la ferrata. Decidimos comernos medio bocadillo cada uno. Con el bocata,el chocolate, el agua y por supuesto el descanso estoy lista para continuar sin desmayarme. Aprovechamos para disfrutar de unas vistas impresionantes. También nos asomamos a ver un poquito la cueva desde la misma entrada. Pensando en todos los posibles pasadizos que transcurren por ella.

Delante de la cueva, descansando

Tras salir de la cueva, tenemos una pequeña pared vertical. La cual tiene algún paso un poco más complicado, por tener que hacer algún estiramiento para llegar a la siguiente grapa.

Seguimos progresando. La cosa se empieza a poner cada vez más emocionante. El nivel sigue subiendo y ya poco tiene que ver con los primeros pasos, cuando empezamos la actividad. Se acerca la parte de la ferrata tan esperada, ya casi podemos oler los puentes, .

Antes de llegar a este último tramo, subimos por una pequeña pared vertical. Seguimos ascendiendo, esta vez la pared no es vertical. Es una cuesta con las grapas un poco distanciadas. Así que tienes que ir intercalando dichas grapas, con pisar el suelo de la cuesta.

Por fin llegamos al siguiente escape. Si continuas de frente llegas a la cueva Ciloña y evitas los puentes. Nosotros por supuesto, seguimos por ellos.

Los puentes

Antes de llegar a ellos tienes una pequeña rampa hacia abajo que impresiona un poquito. ¡Que emocionada estoy!

Llegando a los puentes, acabamos de pasar la desviación

Primero un puente tibetano de 35 metros para ir calentando motores. Esto es como cruzar la cuerda floja del circo, pero con pasamanos a ambos lados. Aquí se nota que pisas por un cable de acero, ya que te vas balanceando de lado a lado. Cuando llegas al centro, tienes algo más de estabilidad y puedes aprovechar para hacer algunas fotos. Hacia abajo tienes unos 50 metros de caída. Es impresionante, me encanta esta sensación de libertad, donde parece que estás flotando.

Una vez cruzado el puente tibetano, la salida es un poco expuesta, tienes que tirar de brazo para poder seguir. Continuamos por la pared hasta llegar al famoso puente de 100 metros.

Apareces por el costado de la montaña y de pronto ves el gran puente colgante. Ya listos para empezar la gran pasarela, pasa David primero, yo espero ansiosa mi turno. Se me hace eterno, y es que cruzar 100 metros lleva su tiempo. Además hay que disfrutar de las vistas y hacer bien de fotos.

¡Por fin es mi turno!

De nuevo el problema de la altura vuelve a mi. No llego a poner los mosquetones en el cable de vida de arriba. Solución, anclar uno a cada pasamanos e ir alternando para superar los anclajes que unen la pasarela con el pasamanos. Así se pasa sin ningún tipo de problema.

Al desear durante tanto tiempo cruzar este puente colgante, no sé si tendré las expectativas muy altas. En cuanto empiezo a cruzar me doy cuenta que es mucho mejor de lo que pensaba. Voy a ratos corriendo, disfrutando de ello y viviendo la sensación tan rara que es correr a tanta altura. Mirando hacia abajo, donde ves el vacío entre los listones de madera. Paro y disfruto del paisaje. Vuelvo a correr. Doy zancadas pisando unas tablas si y otras no. En definitiva, lo voy disfrutando a tope.

Se acabó el puente colgante y toca seguir ascendiendo un poco más y luego avanzar en horizontal. Pronto hemos acabado la ascensión de la vía ferrata, pero ahora toca la vuelta.

Regreso

Toca regresar a nuestra Peque Furgo. Antes de iniciar el descenso, hay que seguir ascendiendo por el bosque. Siguiendo los hitos que vamos encontrando en el camino. Han mejorado las indicaciones con tablillas en los árboles o fechas pintadas en estos. Después de atravesar ciertas zonas boscosas y alguna pedrera, llegamos a una carretera. Caminaremos junto a ella mientras vamos bajando hasta el cruce con la carretera de la Hermida. A escasos metros hemos llegado al aparcamiento. Dejamos todo el material y disfrutamos de un buen baño en las Termas de agua caliente.

¿Has realizado alguna vía ferrata? ¿Te gustó? ¿La de la Hermida la has hecho? Cuéntanos tu experiencia.

Ya sólo nos queda daros las gracias a tod@s por pasaros, leernos y ayudarnos a cumplir nuestros sueños. Esperamos que os haya gustado y sigáis leyéndonos.

Nos vemos pronto, un saludo enorme.

“Que todos vuestros deseos se cumplan. Lucha por lo que de verdad quieres”

Sigue leyendo

Día 17 – Hasta pronto COSTA RICA

Último día en Costa Rica

Una vez más, nos hemos despertado antes de que sonara el despertador. Hemos hecho un muy buen desayuno; un plato de piña y plátano, huevos revueltos con jamón, café, tostadas, mermelada y zumo. Cuando volvamos a España, lo echaremos de menos, aunque es cierto que al no ser igual el ritmo de vida, seguro que volvemos a nuestros viejos hábitos sin demorarnos mucho.

Cómo no echar de menos estos pedazo de desayunos.

Nos hemos hecho los remolones a la hora de ir a la ducha y se nos ha hecho un poco tarde. Hemos salido a las 10 y queríamos ir a comprar camisetas y recuerdos en una tienda que estaba a 45 minutos de nuestro alojamiento. Así que tuvimos que cambiar y buscar otro lugar. Hora y media más tarde, ya teníamos todos los regalitos y recuerdos de Costa Rica que queríamos.

Luego con calma, fuimos a devolver el coche. Le miraron minuciosamente, para asegurarse que no tenía ningún golpe, ni ninguna cosa fuera de lugar. Una vez finalizada la revisión, hemos arreglado todos los papeles. Nos han devuelto la fianza y nos han llevado al aeropuerto.

Esto ya se acaba

Ha llegado el momento de ir al aeropuerto, despedirse de Costa Rica y hora de volver a España y a la tierruca. Las ganas de ver a la familia también pesan, aunque ya podía durar esto unas semanas más. Quien sabe, igual esto no es un hasta nunca, sino un volveremos antes de lo esperado.

El país, sus gentes, sus Parques Nacionales, sus paisajes, su naturaleza… todo el país nos ha enamorado. Una parte de nuestros corazones se queda aquí, así que habrá que volver seguro. Costa Rica un país para enamorarse.

Volviendo, volando sobre un mar de nubes espectacular

GRACIAS POR TODO

Aunque sin ninguna duda, lo que de verdad hace que sea tan especial la vida en general, es David. Un viaje inolvidable, con la mejor de las compañías. Estoy segura que este viaje sin tí, no hubiera sido ni parecido. Muchas gracias por todo lo que me das, por todo lo que aportas en mi vida, por estar siempre a mi lado y por ayudarme a levantarme siempre, tanto en el sentido literal de la palabra, que no son pocas veces que digamos, ; como en el sentido figurado.

Desmayos

En este viaje, fueron cuatro veces las que me levantaste literalmente del suelo. Y como no podía despedirme de otra manera de Costa Rica, la última fué en el avión de vuelta, San José – Madrid.

Decidí ir al baño, cuando la mayoría de la gente dormía y el avión estaba prácticamente a oscuras, excepto alguna luz tenue para que las azafatas y los pasajeros pudieran ver para levantarse a estirar las piernas, ir al baño… y poco más.

De la que ya volvía hacia el asiento. ¡Ploff! Al suelo, que me fuí, con un nuevo desmayo para mi larga lista. Cuando recobré el conocimiento, vi que tenía bastante gente a mi alrededor, sobre todo teniendo en cuenta que estaba en un pasillo de avión que de por sí no son muy amplios.

Tenía a David a mi lado, un señor que decía ser médico, alguna azafata, y las luces del avión encendidas, con gente levantada de sus asientos para ver que pasaba. Despertarme así hace que casi muera de vergüenza .

Las azafatas super amables, me invitaban a pasar a primera clase, ya que ahí no hace tanto calor e iba a poder estar más cómoda. Yo decidí quedarme contigo en la clase turista, ya que cualquier sitio a tú lado es mejor.

Aunque sí es verdad, que un rato me fuí a la zona donde van sentadas las azafatas, hace más aire, y no estaba bajo la atenta mirada de todos los pasajeros, que aún se preguntaban qué había pasado. Aunque David se lo explicó a la gente que vino a ayudarme al pasillo, los más alejados no se enteraron. Al poco se apagaron las luces de nuevo y el vuelo volvió a su tranquilidad.

GRACIAS

Estoy muy agradecida con las azafatas, me ofrecieron de todo y super atentas conmigo el resto del vuelo. Viajábamos con Iberia, pero yo creo que en este caso no tiene nada que ver la compañía, eso va en la forma de ser de cada uno. Así que mil gracias a esas azafatas y en general a toda la gente que me va recogiendo del suelo.

Como dijo mi hermana al leer el día  de la boda, “Siempre estaremos a tú lado ayudándote a levantarte, o tumbándonos contigo” y aquí la prueba del delito.

La familia siempre unida

Ya sólo nos queda daros las gracias a tod@s por pasaros, leernos y ayudarnos a cumplir nuestros sueños. Esperamos que os haya gustado y sigáis leyéndonos.
Nos vemos pronto, un saludo enorme.

Sigue leyéndonos aquí

Post anterior

 

#LunaDeMiel, #CostaRica, #FinDelViaje, #InicioDeOtro#Naturaleza, #Viajar, #Vacaciones, #Aventuras, #Paraiso, #Disfrutar, #Locuras, #BuenaCompañia, #kmsdelocura, #VanLife

 

Carta a los Reyes Magos

Mi carta a los Reyes Magos.

Bueno se acercan fechas muy señaladas donde todos queremos demostrar nuestro amor y cariño por los seres queridos.

Como supongo que la mayoría de personas, sobre todo adult@s que no escribimos carta, estoy cansada de que los reyes no acierten del todo con mis regalitos.  Son cosas que realmente no necesito, no me gustan y que en definitiva no sé qué hacer con ellas, porque por muy bonitas que sean, no les encuentro el uso que debiera. Por supuesto la culpa es mía por dejar de escribir la carta a los Reyes Magos y ponerselo cada año un poco más complicado.

Así que para evitar eso os voy a dejar los enlaces por aquí, haber si así hay suerte lo leen los Reyes Magos y este año aciertan al 100% con todos o algunos de los regalitos que quiero.

Además quizás te ayuden a decidir algún regalito que pedir a los Reyes tú también, nunca se sabe. O quizás para decidirte a escribir la carta y que todos tu regalucos sean los acertados esta vez.

Para el hogar:

Esto es una tela para colgar en la pared a modo de cuadro. Hay varios modelos. He escogido estos, porque son de los que más han llamado mi atención.

Tela con paisaje

También os dejo otro enlace del estilo al anterior, pero en lugar de un paisaje es un mandala. Tambíen hay muchos modelos y muy diferentes.

Tela con mandala

Ahora algo que yo ni me había planteado. Pero cuando me lo han pedido y lo he estado mirando, me ha gustado bastante. Creo que lo llaman pintura de diamantes. Son unas piedritas que vas pegando hasta completar el dibujo correspondiente. A cada color de “diamante” le corresponde un número, que a su vez viene donde debes pegarle.

Cuadro con “abalorios pegados”

Para la furgo:

Un pequeño nivelador, para asegurarte de si aparcamos la furgo en llano. Además saber hacia donde debes poner la cabeza para que esta quede en el lado más alto. Viene con dos pequeños agujeros para dejarlo de forma permanente en la furgoneta.

Nivelador

Un estabilizador, para las ruedas de nuestra “Morenuca”. Son ligeros y duraderos.

Calzos estabilizadores

Juegos de mesa

Los juegos de mesa son bajo nuestro punto de vista, un indispensable para los viajes en furgo. Os dejo varios enlaces a algunos de los juegos que tenemos y con los que estamos encantados. Todos los juegos que os dejo aquí abajo son tanto para niños como para adultos. Algunos de ellos bastante adictivos.

Dobble. Juego de velocidad, atención y reflejos. Además viene en un estuche metálico. Ideal para la furgo.

Dobble

Uno. Creo que este no necesita descripción. El objetivo es quedarse sin cartas, pero acuérdate de decir UNO cuando sólo te quede una carta. Además si le pones la regla añadida de no poder decir números, podrás echarte unas buenas risas adicionales. Si sois de decir muchas palabrotas, puede ser otra forma de penalizar… Añadir normas de este tipo nos encanta, ya que nos reímos mucho más. Este viene en su cajita metálica, el nuestro va en una bolsita de tela hecha por mí.

Uno

Jungle Speed. Un juego adictivo que también implica velocidad, reflejos y atención. Coge el tótem cuando otra carta sea igual que la tuya. Hay figuras muy parecidas y como truco os diré que no hay dos cartas iguales del mismo color. No os explico más pero tener cuidado, es un juego realmente adictivo. Además creo que han sacado versión infantil donde las imágenes, según tengo entendido, son algo más fáciles de diferenciar.

Jungle Speed

Juegos que tienen buena pinta.

Palabrea, juego de cartas de doble cara. Por un lado se representan las categorías y por la otra letras de distinto color. Se el primero en encontrar una palabra de la categoría que indica la carta y que comience por la letra del mismo color.

Palabrea

Story Cubes. Libera tu imaginación creando historias únicas. Tira los dados e incluye todas las imágenes de los 9 dados en tú historia.

Story Cubes

Masterman, a este juego nos pasabamos horas jugando mi hermana y yo. Uno pone 5 fichas de colores en el orden que quiera, y el otro tiene que adivinarlo. El que elige el orden debe indicar con fichas blancas y negras si tienes alguna ficha correcta y si están en su lugar. Tienes 12 oportunidades para acertar. ¡¡Mucha suerte!!

https://amzn.to/2E3NpIJ

Para los viajes:

Una riñonera que nunca está de más. Vas a conocer lugares nuevos con tu ropa de montaña y sin mochila. ¿Dónde guardas el móvil, la cartera, las llaves…? Esto es algo muy práctico que cuando era pequeña iba con nosotras casi siempre. Hablo en plural, porque me estoy refiriendo a mi hermana la mayor, que como no podía ser de otra forma, todo lo que ella tenía yo lo quería. No para llevar precisamente lo mencionado, pero sí la usábamos bastante. Entre otras cosas porque móvil no teníamos y llaves al ir de campamento o con mis padres, no necesitábamos. Eso sí, en los campamentos la cartera tenía su sitio asegurado en ella.

Riñonera

Aunque este otro tipo de riñonera no está nada mal tampoco. Me encanta, no sé si será o no práctico. No conozco a nadie que la tenga, pero me parece mucho más chula. Si la tienes o conoces a alguien déjame en los comentarios si es cómoda y práctica. Gracias.

Riñonera lateral

Este Organizador de cables, es el que tenemos nosotros y le usamos bastante. Creo que está bastante bien para tener los cables recogidos y cuando necesitas uno no tener que revolver la furgoneta entera por no encontrar el que necesitas. O si les llevas en una bolsa, no tener que sacar todos, porque el que necesitas será el último casi seguro.

Organizador de cables

No puede faltar una buena mochila con bien de bolsillos y separadores para las cámaras de fotos. Sobre todo cuando llevamos la cámara réflex con sus objetivos, el flash, y el resto de cámaras y sus accesorios.

Mochila para cámara

Aprovecho también para dejaros el enlace de nuestra caja rígida y estanca porta tarjetas SD y microSD con la que estamos encantados. Tiene gran capacidad, ocupa poco y siempre van ordenadas y sin estropearse.

Caja porta tarjetas

Y también nuestra cámara de fotos. Con ella hacemos sobre todo barrancos y snorkel, ya que es sumergible. Pero que la usamos para todo.

Cámara de fotos acuática

Para la web:

Una grabadora para poder poner un buen sonido a los vídeos.

Grabadora

Otra grabadora.

Grabadora

Un clásico, algo de ropa:

A quien no le gusta tener ropa nueva de vez en cuando.

Este mono para el verano.

Mono

Esta sudadera para otoño.

Sudadera

Un pijama, que también es un clásico en navidad y que a mi me encantan, sobre todos los del Primark, que me vuelven loca. Os dejo el enlace de uno que me a gustado mucho sobre todo porque tiene tanto puños en los pies, como en las manos.

Pijama

Espero que este año escribáis vuestra carta a los Reyes Magos y acierten en todo al 100%.

 

Ya sólo nos queda daros las gracias a tod@s por pasaros, leernos y ayudarnos a cumplir nuestros sueños. Esperamos que os haya gustado y sigáis leyéndonos.
Nos vemos pronto, un saludo enorme.

Sigue leyéndonos aquí

 

#Amistad #Amor #BuenaCompañia #CartaReyes #Disfrutar #Felicidad #kms de locura #Locuras #Navidad #PapáNoel #Paz #Regalos #Reyes #Sueños  #Vacaciones #VanLife #Viajar #ViajarMola

 

Día 16 – Volcán Cerro Chato

Sigue leyéndonos aquí                               Post anterior

Visitando un volcán

Teníamos de nuevo un desayuno de campeones, hoy sería sobre las 8:30. Este constaba de Gallo Pinto (arroz con frijoles), café, zumo y tostadas con mantequilla.

Llevaba gran parte de la noche lloviendo y amaneció igual. Hemos recogido las maletas con calma para ver si escampaba un poco. Al ver que no paraba, decidimos salir de todos modos y acercarnos a ver o el Volcán Arenal o el volcán de Cerro Chato. A parte de la lluvia, había bastante niebla, así que descartamos el Volcán Arenal, ya que no íbamos a poder disfrutar de las vistas, una vez que llegáramos arriba.

Decidimos ir a Cerro Chato, puesto que al ser más bajo, la niebla, no nos impediría tanto disfrutar de unas buenas vistas. Además es más barato y había una rutilla de menos de 2 horas que tenía muy buena pinta. ( El chico de la entrada nos dijo que se tarda 1 hora y 40 minutos).

Además nos dejó un mapa de la ruta y su número de teléfono por si nos surgiera cualquier cosa durante la ruta. estaba plastificado, ya que de no ser así por la lluvia no nos hubiera durado más de dos metros.

Plano de la ruta por Cerro Chato. Plastificada.

Volcán Cerro Chato

El volcán de Cerro Chato está situado junto al Volcán Arenal, por su parte sureste. Es un volcán inactivo. Tiene una altitud de 1.140 metros. Con una laguna verde azulada en su parte superior de  500 metros de ancho.  La última vez que entró en erupción fue hace unos 3.500 años. La primera vez que colada de lava ocurrió hace 38.000 años y dió lugar a la formación de la catarata del río Fortuna, de 60 metros de altura.

Al volcán de Cerro Chato le rodea un bosque primario espectacular. Ya que no ha sido perturbado por los humanos u otros disturbios durante grandes períodos que superen la vida normal de los árboles maduros.

Mientras que el volcán Arenal es rodeado por un bosque secundario, originado después de haber sido eliminada la vegetación original por fenómenos naturales. Hay por algunas zonas,  donde no es ni bosque, ya que se quemó tanto que no ha vuelto a nacer nada.

¿Veremos una Serpiente?

Sacamos las entradas y fuimos a ponernos las playeras para andar y los chubasqueros. Cuando ya nos disponíamos a entrar, nos dijo el chico de la entrada, que le acababa de llamar un vecino, porque se le había colado una serpiente en el gallinero.

Nos dijo que a la vuelta si queríamos verla, él la tendría en las taquillas y así quedamos.

Inicio y fin de la ruta

De camino hacia la cima ¿o no?

Comenzamos la ruta. Cuando sólo habíamos cruzado un puente, que está a dos minutos de la entrada, vimos al famoso vecino de la serpiente. Le preguntamos por ella y nos dijo que la serpiente en cuestión era una boa. Nos ofreció ir a su casa a verla. Le esperamos ahí, ya que tenía que ir a buscar al chico de la entrada del parque. Una vez estábamos todos, nos fuimos a su casa. Este matrimonio es el único que vive dentro del recinto del Parque Nacional de Volcán Arenal, al que pertenece también el volcán Cerro Chato.

En busca de la Boa

Tenía una jaula; así es como llamaban al pequeño gallinero. El cual tenía capacidad para un gallo y una gallina.

Cuando llegamos, nos fuimos directos al gallinero, donde enseguida pudimos ver la gran serpiente.

Boa en Cerro Chato

La Boa se había comido al gallo por la noche; se intuía porque podía verse el bulto en la serpiente. La gallina seguía allí, la había estrangulado. Suponemos que para comersela más tarde.

Debía hacer varias horas que se había comido al gallo, pues este era más grande que la gallina y ahora los restos que se veían de él a través del cuerpo de la serpiente, era bastante más pequeño. Debía quedarle pocas horas de digestión.

La serpiente se había quedado encerrada dentro de la malla del gallinero. Después de comer, ya no cabía por los agujeros del cercado para poder huir. El chico de la entrada al parque, había trabajado en un reptilario y la cogió con gran decisión, como quien coge al animal más manso del mundo. Fué alucinante ver esa seguridad y rapidez. Aunque no esté grabada esa parte ya que nos quedamos sin batería y tuvimos que cambiarla.

Aquí os ponemos un vídeo de la primera toma de contacto de Saúl el chico de la entrada, con la Boa.

Después de sacarla, nos dejaron tocarla y hacernos fotos, siempre teniéndola él bien agarrada. A mi me daba un poco de repelús y respeto, pero una parte de mí más grande, quería tocarla. Luego la metió en un saco y la levantamos todos a pulso, de uno en uno, para ver lo que pesaba. Dijeron que serían unos 10 kg aproximadamente y media 4 metros.

Tocando a la Boa

Rumbo hacia la cima. Esta vez sí.

Nos despedimos y nos pusimos a caminar rumbo a la cima de Cerro Chato.

Vimos un árbol de más de 600 años, un montón de árboles y plantas con formas muy curiosas y también piedras de lava de cuando el Volcán Arenal entró en erupción en 1992.

De camino a la cima, vimos carteles con los nombres del tipo de árbol de esa zona en cuestión. Carteles como estos.

Bochicia

Prestomia

Pilón. Nombre con recuerdos para nosotros.

También árboles gigantescos, con raíces enormes. Y como podéis ver tanto por el camino como por las gotas de lluvia que salen en la gran mayoría de las fotos. El tiempo no nos daba ni una tregua. No paraba de llover, con razón está todo tan verde.

Árboles enormes con raíces inmensas

Parece que no llueve, y vemos brillar el sol al final del camino tras los árboles.

Sol al final del camino

Señales que indican que la cima está próxima.

Por fin llegamos a la cumbre, subiendo por la lava que dejó del volcán Arenal, la última vez que entró en erupción en 1992. Además el tiempo nos da un pequeño respiro. Lo justo para poder sacar alguna foto y poco más. Pudimos disfrutar del pedazo de paisaje y pudimos intuir que detrás de la niebla, hay mucho más.

En la cima

Vistas únicas, lástima la niebla

Ya de vuelta, el tiempo sigue respetandonos y conseguimos alguna foto sin gotas. Tuvimos que cruzar algún río saltando de piedra en piedra.

Cruzando el río

Y mientras seguimos bajando, pudimos ver algún que otro paisaje entre bosques y niebla.

Se asoma un gran paisaje

Justo antes de terminar la ruta, nos toca cruzar el último puente. Aquí os dejamos un pequeño vídeo.

La ruta estuvo muy bonita y entretenida a pesar de la lluvia. Tardamos cerca de 3 horas en hacer la ruta completa, parando un montón obviamente, para contemplar la naturaleza. Por supuesto en ese tiempo también está el tiempo que estuvimos con los lugareños y la Boa. Debían ser unos 3 o 4 kms de ruta.

De nuevo en el coche, pasados por agua

Cuando llegamos al coche, decir que estábamos mojados se queda corto. Empapados hasta los huesos; a pesar de llevar los chubasqueros. Se nos mojó hasta la ropa interior. Por suerte en el coche teníamos las toallas y una sudadera cada uno así que nos quitamos todo y nos quedamos con eso hasta llegar al hotel, donde habíamos dejado las maletas para que nos las guardaran.

Hora de marchar de La Fortuna

Cogimos las maletas, sacamos ropa seca, nos cambiamos y fuimos a buscar algo para comer. Encontramos una panadería que tenía unas trenzas de pan de bollo dulce rellenos. Nos decidimos por uno relleno de pollo y otro relleno de carne desmechada con frijoles; estaban muy buenos. Aunque el de carne estaba más jugoso y por lo tanto fue el que más nos gustó.

Nos pusimos rumbo a San José y saliendo de la Fortuna, vimos una franquicia que nos llamó mucho la atención de pollo, tipo al KFC. Cogimos algo de pollo, que también tiene un rebozado super crujiente.

Se nos hizo de noche, y a eso de las 18:30 llegamos al alojamiento de Villa Río Segundo, el mismo en el que pasamos la primera noche. Deshice todas las maletas y las rehice metiendo la mayoría de cosas en las maletas de facturar, para cargar con el menor peso posible de mano nosotros. Cenamos y nos fuimos a la cama. Pusimos la tele y estuvimos viendo la peli de Bee Movie, pero nos dormimos los dos, sin ver el final.

Esto nos ha llamado la atención mucho y nos ha gustado esta segunda vida que dan a los neumáticos. ¿No os parecen obras de arte fantásticas?

Neumáticos reutilizados

Ya sólo nos queda daros las gracias a tod@s por pasaros, leernos y ayudarnos a cumplir nuestros sueños. Esperamos que os haya gustado y sigáis leyéndonos.
Nos vemos pronto, un saludo enorme.

Sigue leyéndonos aquí

Post anterior

 

#LunaDeMiel, #CostaRica, #ParqueNacional, #LaFortuna, #Volcán, #Volcán Arenal, #Cerro Chato, #Naturaleza, #Viajar, #Vacaciones, #Aventuras, #Paraiso, #Disfrutar, #Locuras, #BuenaCompañia, #kms de locura, #VanLife

Día 15 – La Fortuna

Sigue leyéndonos aquí                               Post anterior

Nuestro destino de hoy era La Fortuna. Nuestra misión aquí, ver el Volcán Arenal, las Termas y Cerro Chato.

Bañito en las Termas

Nos hemos levantado a desayunar. Con algo de calma, a recoger las maletas, y ponernos en carretera, rumbo La Fortuna.

¿Perdidos?

Cuando llevábamos un rato, paramos a  echar gasolina, esto en sí no tiene nada de relevante, pero lo bueno llega ahora.

Al seguir nuestro camino, iba yo con el gps, siguiendo y retransmitiendo las indicaciones. Después de recorrer unos 10 kms, por un camino no asfaltado, David se dió cuenta que no podía ser este el rumbo que debíamos seguir para llegar a nuestro destino; La Fortuna.

Me había equivocado, al salir de la gasolinera tomé la desviación que no era. El gps en ningún momento nos mandaba dar la vuelta, seguía marcando como buena la carretera por la que íbamos.

Aunque después ví que nos mandaba recorrer (no lo recuerdo bien, pero cerca de unos 50 km, si no eran más), para después dar la vuelta. David me preguntaba si estaba segura que no nos mandaba dar la vuelta, pero claro, no me había alejado lo suficiente, ya que estábamos viendo salidas, y desvíos en los que podríamos haber girado, sin recorrer estos 10 kilómetros por dichos caminos.

Tuvimos que volver hasta la gasolinera y seguir por una carretera asfaltada como la que nos había llevado hasta allí la primera vez.

Llegando a la Fortuna

De nuevo por el buen camino, comenzábamos a tener unas vistas increíbles. Empezamos viendo la laguna; era inmensa, de color azul cielo y transparente, imposible no parar el coche y deleitarse con semejante maravilla, aunque a nosotros nos tocó disfrutar de ello con el día nublado. Aún así, podías ver los árboles reflejados en el agua.

A medida que íbamos avanzando, empezamos a ver el Volcán Arenal, es alucinante, sin duda, merece la pena venir a verlo.

Pero, espera un momento, echa un vistazo y descubre un poquito de esta gran maravilla.

¿Sólo viendo esto no te apetece conocer más? Y eso que como he mencionado anteriormente, los vídeos en este viaje, no son precisamente buenos… por no decir que son bastante malos. Os pido disculpas de antemano.

Estuvimos a punto de saltarnos el Parque Nacional de Volcán Arenal, porque el Rincón de la Vieja nos decepcionó muchísimo.

Aún no hemos ido a pasear por el Volcán, pero ya lo estamos deseando, creo que merecerá mucho la pena.

Por fin hemos llegado al alojamiento. Aún no hemos visto casi nada de la Fortuna, pero lo poco que hemos visto en el camino, nos ha encantado, así que nos estamos planteando quedarnos una noche más aquí.

Una vez instalados en la habitación, tratamos de cancelar el alojamiento del día siguiente en Río Segundo, pero nos fué imposible, así que había que disfrutar al máximo de este lugar tan sobrecogedor.

Termas Naturales Gratuitas

Decidimos irnos a unas Termas Naturales gratuitas, en La Fortuna, que estaban bastante cerca del hotel. A escasos metros de estas termas gratuitas, se encuentran los hoteles de lujo con sus propias termas, en el Tabacón.

No podía ser de otra manera, decidimos ir a bañarnos y… ¿a que no lo adivinais? Estaba lloviendo, pero como os podéis imaginar, eso no nos frenó, puesto que aún así, nos bañamos y se estaba en el paraíso.

Según llegar, entras en una pequeña poza. El agua a mí (que soy de tamaño reducido, ) me llegaba por las rodillas más o menos.

Un pequeño vídeo informativo sobre la temperatura y las Termas gratuitas del Tabacón, en La Fortuna en general. Pequeños vídeos introduciéndonos en el mundo de Youtube.

Aquí estamos disfrutando de esta primera poza. Mientras analizamos cómo bajar a la cascada y el resto de pozas. El agua está buenísima.

Disfrutando de la primera poza

Después de la primera poza, David se anima a bajar a la siguiente. Esto sólo es una pequeña parte de estas termas.

Yo me sigo pensando el como bajar… Pero al final, ví el camino, para hacerlo sin problema y me decidí a disfrutar de esta otra parte del paraíso.

Con la cascada de fondo

Otra visita obligada si vienes a Costa Rica, sobre todo si pasas por La Fortuna

Tras más de una hora ahí y muy a nuestro pesar, decidimos salir e ir a dar un paseo por el pueblo. Al fin y al cabo no habíamos conseguido cancelar la noche en Rio Segundo, así que teníamos que aprovechar al máximo para ver lo más posible de La Fortuna.

El ceviche

Y a comprar Ceviche para cenar. Es una de las comidas típicas de aquí, que aún no habíamos probado. Y eso que nos hemos cruzado con un montón de puestos a pie de carretera. Nos dijeron que era pescado crudo, así que había ido posponiendolo. A mí personalmente, lo de probar cosas “nuevas” no me llama nada la atención.

Nos informamos un poco mejor sobre lo que llevaba, y era pulpo, langostinos y un pescado el cual no recuerdo; todo ello macerado en limón. Cogimos para llevar y cenar en el hotel una ración mediana por si no nos gustaba y una ración de pollo. El Ceviche estaba buenísimo, lástima no haberle probado antes.

Ya nos hemos integrado tanto en el país que nos vamos para el hotel a la misma hora que los lugareños. Eso sí, nos vimos una peli y a dormir enseguida que el día siguiente nos espera una caminata.

Ya sólo nos queda daros las gracias a tod@s por pasaros, leernos y ayudarnos a cumplir nuestros sueños. Esperamos que os haya gustado y sigáis leyéndonos.
Nos vemos pronto, un saludo enorme.

Sigue leyéndonos aquí

Post anterior

 

#LunaDeMiel, #CostaRica, #ParqueNacional, #LaFortuna, #TermasTabacon, #Naturaleza, #Viajar, #Vacaciones, #Aventuras, #Paraiso, #Disfrutar, #Locuras, #BuenaCompañia, #kms de locura, #VanLife