Tapeo en Almería

Hoy nos toca ir de tapeo por Almería. Pero de momento ha sido una mañana y un día de relax. Casi se podría decir que de postureo; nos faltaba hacer fotos para que fuese postureo total.

Según levantarnos nos hemos ido a dar un bañito. Hoy los dos juntos, pues hacía bastante bueno y el agua estaba buenísima. Y lo mejor, ¡Sin MEDUSAS!

Después del baño, una duchita y ahora sí, vamos a desayunar. Hemos tenido un desayuno espectacular en todos los sentidos. Os pongo en situación.

Desayuno único

Furgo aparcada en el paseo, junto a la playa. Hornillo en el murito que separa la acera de la playa. Y desayunar ahí sentados, con los rayos de sol y esas vistas, espectacular, pero eso no es todo. Para desayunar, un zumito de naranja ( de brick, aun no tenemos exprimidor en la furgo, y es bastante práctico el brick). Unos croissant con mantequilla y mermelada mojados en un buen Cola Cao. Un desayuno así, en su conjunto, no tiene precio. Por no mencionar la compañía por supuesto.

Con el estómago lleno, seguimos sumando kms a la furgo. Esta vez llegamos hasta Almería. Hemos aparcado casi a las 14 de la tarde. Con las mismas, ya era hora de comer, así que nos fuimos a tapear. Parece que el día de hoy va de comer.

Tapeo en Jalisco

Fuimos a la calle Jovellanos, donde habíamos visto que era un buen sitio para tapear. Primero entramos en el Jalisco. David pidió una de migas con pescadito frito y yo, una de pavía de bacalao con sus respectivas claras. Nos costó 5€, algo más caro que en Granada.

Migas con pescaito frito
Pavía de bacalao

Tapeo en Taberna Nuestra Tierra

Luego fuimos a la Taberna Nuestra Tierra. Para nuestro gusto, un poco pijo el sitio. Pedimos una de morcilla crujiente con confitura de tomate y unos boladillos de jamón y setas con clara y mosto. El precio también fué de 5€.

Morcilla crujiente
Boladillos de jamón y setas

Tapeo en Entre Mares

De la que íbamos hacia la calle Jovellanos, pasamos junto al Entre Mares, que nos llamó bastante la atención. Así que entramos a probar. Sin duda el sitio nos gustó según entrar, además los camareros muy atentos. Pedimos al camarero que nos aconsejara, y nos recomendó un arroz negro recién hecho. Sólo hacía 15 minutos que le habían quitado del fuego.

Primera tapa

Pedimos el arroz, que venía con calamares y ali oli y la otra tapa de jibia frita con sus respectivas claras. Mientras hacían las jibias, como iba a tardar un poco más, nos trajeron unas aceitunas para ir picando.

Arroz negro
calamares, que venían con el arroz
Aceitunas para la espera

Segunda tapa

Decidimos repetir en el mismo bar, pues como decía antes todos muy simpáticos y atentos. Esta vez pedimos una tapa de almejas y una de gambas a la plancha, y marchando otras dos claras.

Almejas
Los restos de las gambas, pues no nos dimos cuenta de hacer la foto antes.

Tapas extra

Seguimos picando, esta vez tapas extra, que cuestan 1,75€ cada una. Es el turno de los chopitos y los calamares. Como anécdota, os contaré que mientras le decía a David de pedir los chopitos, me equivoqué y dije chupitos. Estuvimos vacilando con ello y cuando vino el camarero pedí los calamares y chupitos. Os podéis imaginar las risas que nos echamos los tres en ese momento. Además el camarero cuando fue a cocina, dijo que queríamos chupitos y calamares, por lo que las risas salían de la cocina.

Los calamares, nos los comimos sin hacer la foto.

Los famosos chupitos, digo chopitos

Bueno con esto, ya nos damos por comidos, así que pedimos la cuenta. Antes de traernosla, nos invitaron a unos “chupitos” de café helado con nata. De los chupitos tampoco hay foto. Esta vez pagamos 13,90€. No nos pareció para nada caro, y si tienes en cuenta el trato, menos aún.

A bajar la comida

Ya con la panza llena de nuevo, paseamos un poco y nos fuimos a Punta de Río, junto al paseo Marítimo. Hemos cargado el depósito de agua, y con las mismas hemos ido a darnos otro bañito en el mar. Yo tenía las piernas bastante cansadas, así que me quedé en la furgo. David aprovechó para hacer algo de Snorkel.

Mientras yo, disfruto de las vistas y de la tarde tan tranquila que ha quedado.

Sobre las 20 de la tarde, vimos un capítulo. Luego a cenar, otro capítulo y a dormir.

Ya sólo nos queda daros las gracias a tod@s por pasaros, leernos y ayudarnos a cumplir nuestros sueños. Esperamos que os haya gustado y sigáis leyéndonos.

Nos vemos pronto, un saludo enorme.

“Que todos vuestros deseos se cumplan. Lucha por lo que de verdad quieres.”

Seguir leyendo

Leer anterior

Gibraltar!! Cruzamos la frontera

Amanecer en la Línea un tanto confuso y con mucha lluvia. Esperemos poder cruzar a Gibraltar sin problemas. ¿Lo conseguiremos?

Hemos pasado la noche en la Línea. En un aparcamiento donde había una señal un tanto confusa. Indicaba que si aparcas en la parte derecha, debes abandonar el aparcamiento a las 7 de la mañana. Pero si aparcas en el lado izquierdo, aparentemente no tienes ninguna restrinción.

Nos despertamos a las 7 de la mañana. Había un coche aparcando a nuestro lado, al cual le preguntamos si podíamos dejar el vehiculo ahí aparcado para cruzar a Gibraltar. Nos dijo que sin problema, que él entraba a trabajar allí y dejaba todos los días su coche allí aparcado y se iba en bici. Nos dijo que ahora estarían entrando todos los trabajadores, y si esperamos un poco encontraríamos la entrada más despejada.

Ya tranquilos y sabiendo que podíamos dejar allí nuestra Morenuca, nos echamos a dormir otro rato y así evitarnos la cola de la que nos hablaba este hombre. Además así con suerte dejaría de llover y podríamos disfrutar más y mejor.

Sobre las 10 nos hemos levantado y hemos ido preparando todo para cruzar la frontera a pie. Teníamos el depósito lleno, a falta de menos de 20 litros, así que no nos merecía la pena pasar la furgo para echar gasoil, a pesar de que nos habían dicho que estaba bastante barato. Hemos echado gasoil ayer a 1,30€ y al cruzar la frontera estaba a 1,03. Desde luego merece la pena llenar el depósito allí. Pero no queríamos arriesgar a que nos diesen la vuelta a la furgo para ver si sacamos algo de contrabando.

Pasar a pie, podía ser una buena opción así que fué la elegida. Al final entre una cosa y otra, hemos cruzado la frontera sobre las 11.15 y no había nada de cola par entrar a Gibraltar.

Según entras, cruzas por un aeropuerto, lo cual es bastante curioso y llamativo.

Cruzando a pie por el aeropuerto
Ya estamos en Gibraltar

Y como buenos turistas no podíamos pasar por alto la oportunidad de hacernos fotos con uno de los famosos buzones de correos de Inglaterra.

Buzón de Correos

Y como no, en la oficina de Correos, un buzón más grande.

Otro Buzón de Correos tamaño extra grande

Leímos que para llegar a la calle principal, bastaba con seguir a la gente, pero apenas había gente. Seguimos a los pocos que paseaban por allí y gracias a la intuición de David, llegamos a la calle principal. Si es por mi intuición igual sigo dando vueltas para encontrarla, . Pasamos por debajo de la muralla y llegamos a Main Street; la calle principal. Esta sale de la plaza cuadrada creo recordar que se llama y es larguísima, donde puedes encontrar tiendas por doquier a izquierda y derecha vendiendo cualquier cosa que se te ocurra; desde tabaco, alcohol y recuerdos hasta joyerías, ropa,…

Plaza Cuadrada, de donde nace Main Street

Al final de Main Street volvemos a ver la muralla, y una vez aquí nos planteamos subir al Peñon. Hemos tenido suerte, y al final ha salido el sol, así que podríamos disfrutar de las vistas desde arriba. Decidimos que con el día que ha quedado merecerá la pena, así que toca investigar cómo podemos hacerlo. Con el día que hacía no lo habíamos mirado; pues sabiendo que en Cantabria el teleférico cuando hace mucho viento le cierran y si hace malo, no ves nada desde arriba, no pensamos subir al Peñón.

Opciones para subir al Peñón

Plano de arriba del Peñón

Vistas increíbles:

Al Peñón se puede acceder de tres maneras:

La primera es la más económica y sólo para gente acostumbrada a andar. Sacar un ticket para poder andar por el Parque Natural al que pertenece el Peñón. Cuesta 7 libras y te da acceso a todo el Peñón, incluidos los miradores del teleférico, la cueva San Michel y la batería de cañones.

La segunda opción subir en teleférico. Puedes sacar sólo el billete de ida y bajar andando. Pero a este precio tienes que sumarle 7 libras para poder andar por el parque. Con esta entrada, no puedes acceder al Parque, sólo a los miradores del teleférico. Eso sí, incluye la clave para 3 horas de wifi.

Os dejo un cartel con los precios a fecha de Octubre del 2018, que es cuando tomamos la foto.

Precios del Teleférico o CableCar

La tercera opción, es la más cara de todas. Consiste en subir en taxi, que son 35 libras por persona. Este precio incluye la entrada al parque Natural, a las cuevas y a los cañones. El recorrido puede durar entre hora y media y tres horas con el taxista haciendo de guía.

Los monos de Gibraltar

Con los monos interactúas con cualquiera de las opciones. Nosotros elegimos la segunda opción y estuvimos algo más de tres horas paseando por allí, parando mucho y haciendo bastantes fotos.

Están muy resabiados, nosotros según bajar del teleférico lo primero que vimos fué un mono que había conseguido quitar la mochila a un turista y quitarle la comida.

Mona de Gibraltar con su botín

Al poco encontramos a un turista con otro mono subido en su mochila. Se acercan para ver si les das algo de comer o en su defecto comprobar si pueden robartelo.

Hay bastantes monos, no das a basto en hacia dónde mirar, y en una de esas estaba yo, cuando me tuvo que avisar David de que uno de los monos se estaba acercando mirando fijamente mi mochila. En otra ocasión, estaba sacando una foto a David con el mono, el cual se subió a su mochila e intentó buscar la cremallera para poder abrir y ver si encontraba algo.

Pero no todo era ver los monos, también disfrutamos de las vistas y de un grato paseo por Gibraltar.

Volvemos a cruzar la frontera

Decidimos volver y comer en la furgo. Además así veíamos que tanto el gato como la Morenuca están bien. Así que cuando bajamos del Peñón en el teleférico, volvimos sobre nuestros pasos a lo largo de toda la calle Main Street.

Esta vez al cruzar la frontera, sí había cola. Salimos sobre las cinco de la tarde, hora en la que acaba la jornada laboral de muchos de los trabajadores de allí. Aún así hemos cruzado sin problemas. Teniendo en cuenta la cantidad de gente que volvía a España, y a pesar de la cola, no hemos tardado mucho, ni nos han parado en ningún control.

Hemos llegado a la Morenuca y hemos comprobado que todo estaba en orden mientras preparamos la comida.

A nuestro gato le faltó tiempo para hacerse con parte de nuestras monedas de Gibraltar.

Recopilando dinero para el siguiente viaje

Después de estar un rato descansando por la caminata, de nuevo a echar más kilómetros a la carretera, esta vez rumbo a Ronda.

Hemos dormido con vistas al Puente Nuevo, bajando por una cuesta de cantos redondeados. La verdad es que impresionaba un poco, tanto la bajada como la subida. Pero sin duda mereció la pena por las maravillosas fotos que pudimos hacer.

Ya sólo nos queda daros las gracias a tod@s por pasaros, leernos y ayudarnos a cumplir nuestros sueños. Esperamos que os haya gustado y sigáis leyéndonos.

Nos vemos pronto, un saludo enorme.

“Que todos vuestros deseos se cumplan. Lucha por lo que de verdad quieres.”

Leer siguiente

Leer anterior

Ruta por Brañazarza

Aprovechando que daban buen tiempo para el último fin de semana del año, decidimos acercarnos a dormir en el municipio de Cieza, más concretamente en Villasuso de Cieza, donde comienza la ruta por el monte la Braña de la Zarza; situado en el Parque Natural Saja-Besaya.

Así también aprovechamos para probar la furgoneta a temperaturas bajo cero y ver cómo se comporta o si pasamos frío.

Fuimos a dormir el sábado en la Morenuca al inicio de la ruta. Así podríamos ponernos en marcha según levantarnos. Dormimos junto al río, en el área recreativa que hay. Son las 19 horas y hace bastante frío fuera, parece que las temperaturas seguirán bajando. Menos mal que tenemos calefacción por si acaso, aunque de momento sin ella, estamos bastante bien.

Hemos pasado la tarde jugando a las cartas. Varias partidas al UNO y alguna que otra al Dobble. Luego hicimos la cama y la montamos en plan “cine”. (Ya subiremos alguna foto, donde podáis ver como montamos el cine.) Vimos un capítulo de la serie de turno y llegó la hora de cenar.

Con el frío que hacía en la calle, ni nos planteamos el salir a cocinar y cenar fuera. Además como sólo era calentar una tortilla, lo hicimos dentro, ya que no llenaríamos la furgo de grasa.

Después de cenar, volvimos a montar el cine y otro capítulo antes de echarnos a dormir. A las 23 aprox. nos acostamos para madrugar un poco al día siguiente y poder hacer la ruta temprano.

Día de la Ruta

David se despertó a las 7:30. Hacía 5 grados en la furgo, aunque no hemos pasado nada de frío. En la calle marcaba -3º, lo cual no invitaba nada a salir de la cama.

Dentro de la cama se estaba genial, pero el destaparse para levantarse ya era otra cosa. Pusimos la calefacción y estuvimos un rato hasta tener entre 18 y 20º dentro de la furgo. No tardó mucho en alcanzar la temperatura, quizas unos 5 u 8 minutos aproximadamente. Eso sí luego nos hicimos un poco los perezosos en la furgo, ya que fuera debía hacer mucho frío y el cambio de temperatura, le íbamos a notar pero bien.

Nos levantamos, desayunamos y a vestirnos para iniciar la ruta por Braña zarza.Z

Descripción de la ruta

Salimos de la furgo, sobre las 9 de la mañana. Nuestra Morenuca estaba con hielo. Aquí tenéis la prueba de lo bueno que hacía

La helada en la furgo, aunque no se aprecia demasiado.
Aquí podéis ver el “prao” blanco por la helada.

Por si alguien está interesado en realizar esta ruta os dejo algunos datos de interés y el enlace, ya que está subida a wikiloc.

Nos salieron casi 11 kms en una ruta circular, nivel moderado.

Ruta por Braña de la Zarza

Ahora sí, ya en marcha.

Inicio de la ruta

Empezamos siguiendo el camino hasta un puente donde cruzar el río a mano izquierda. Desde el cual, podéis disfrutar de unas vistas que sin duda llamarán vuestra atención.

Cruzando el puente de madera

Ahora tendremos que girar a la derecha y empezamos la ruta con una cuesta hacia arriba.

Pronto llegamos al bosque, donde no tardamos mucho en escuchar que hay cazadores, pues oímos a sus perros y pronto un disparo en la lejanía.

El sendero está muy bien señalizado. Se vé el camino a seguir y hay bastantes hitos. (Los hitos son generalmente, piedras amontonadas una encima de otra, que te indican el sendero).

Sendero por Braña Zarza

Durante todo el camino podemos disfrutar del sonido de los pájaros y de las maravillas que hace la naturaleza. Encontramos muchos árboles caídos y otros con formas extrañas. Todo ello, te invita a pensar que estas andando por un bosque misterioso y encantado.

Árbol integrado nuevamente en la naturaleza, completamente rodeado de musgo

Todo el sendero está sepultado por hojas secas, lo que hace del paisaje un lugar otoñal aún más impresionante.

Sendero

A lo largo de toda la ruta, nos vamos encontrando pequeños riachuelos. Algunos les cruzamos, sin ningún tipo de problema, y otros nos acompañan a nuestro lado, durante pequeños tramos.

Una pequeña cascada que dejas a mano izquierda y sobre la que pasas apenas unos metros más abajo
El bosque está repleto de zonas con musgo tan frondoso y suave como este. Tanto en árboles como en rocas.

Subiendo de pronto sentimos que no estamos solos, prestamos más atención aún a nuestro alrededor y David ve un par de corzos como pasan a escasos 20 metros nuestros. Van huyendo y al vernos, corren aún más. Los cazadores deben estar cerca, al menos sus perros.

Mientras vas subiendo puedes disfrutar de vistas espectaculares hacia el resto del valle. Esta es sólo un ejemplo.

En una explanada durante la ascensión

Mientras contemplamos las vistas, oímos unas pisadas apresuradas por el bosque. Era un corzo huyendo de los perros de los cazadores. La imagen no es muy buena, pero supongo que entendereis que nos pilló totalmente por sorpresa. Aún así se ve bastante bien, aunque el entorno no sea de la mejor calidad.

Corzo huyendo

Seguimos nuestro camino hasta llegar a la cima. Toda la ascensión, o la gran mayoría a transcurrido por la sombra, aunque el sol también calentaba y de vez en cuando se dejaba ver tras los árboles. Estamos a 29 de diciembre y este solito no es normal. No es normal lo que calienta y lo agradable que es caminar con él.

Disfrutamos de más vistas increíbles. Esto es sólo otro ejemplo.

Vistas desde arriba.

También vemos pequeñas telas de araña, aún con las gotas del rocío. La verdad es que la foto no hace justicia del todo.

Comenzamos a bajar por un tramo que coincide con la ruta del soplao, pero a la inversa. Nosotros bajamos, ellos este tramo, le suben.

Aquí más fotos de las maravillas que tiene Cantabria. Hemos disfrutado mucho y lo hemos pasado genial. Así da gusto acabar el año.

Eso sí una vez más, la bajada fué matadora. No por la dificultad, sino por mis rodillas, que me lo hicieron pasar un poco mal. Pero al día siguiente recuperada y como nueva para empezar el año con muy buen pie.

Ya sólo nos queda daros las gracias a tod@s por pasaros, leernos y ayudarnos a cumplir nuestros sueños. Esperamos que os haya gustado y sigáis leyéndonos.

Nos vemos pronto, un saludo enorme.

Que todos vuestros deseos se cumplan. Lucha por lo que de verdad quieres

Sigue leyendo