Manga del Mar Menor

Nos toca visitar la Manga del Mar Menor, y os contamos alguna que otra cosilla.

Hemos amanecido en Portus. Junto a la playa. Esto de encontrar el sitio de noche, tiene su encanto, porque no sabes lo que te encontraras por la mañana.

A los pocos minutos de despertarnos hemos oído un camión bastante cerca de la furgo. David se asomo para saber que estaba pasando. Iban a desmontar el chiringuito y cargarle en una grúa. Como estábamos aparcados bastante cerca, preguntamos si molestaba la furgo, para mover la furgo, pero no hacía falta. Estuvimos mirando a través de la ventana como desmontaban y cargaban el chiringuito, en alguna ocasión viendo todo demasiado cerca de la furgo. Pero no hubo ningún percance así que genial.

Hoy rompemos la rutina de darnos un bañito al despertar, pues hacía un montón de viento. El mar estaba precioso, rompiendo a escasos 30 metros de donde estábamos aparcados. De hecho un poco más arriba de donde estábamos aparcados, había una valla cortando la carretera pues las olas llegaban a ella. A nosotros nos pasaban los restos de olas por debajo de la furgo. Ha estado yendo y viniendo gente durante toda la mañana para ver semejante espectáculo de ir y venir de olas.

Vamos a la Manga

Nos hemos vuelto a poner en ruta, esta vez para ir hacia la manga del mar menor.

La manga del mar Menor

Hemos recorrido los 20 kms de la manga, observando la cantidad de turismo que debe juntarse en verano; ya que todo eran hoteles, restaurantes, tiendas de recuerdos,… Al volver hemos parado a mitad de camino; junto a varias autocaravanas y alguna gran volumen; para comer. Sigue lloviendo, y está casi todo cerrado, por lo tanto ni nos bajamos del coche. De la que ya nos íbamos, esta vez dirección Albacete, vimos un Aldy, en el que nos paramos a comprar batidos de chocolate. Estando en ruta, estos batidos no pueden faltarnos.

Bueno el viaje ya va llegando a su fin, se nos acaban las vacaciones y por lo tanto poco a poco rumbo hacia nuestra tierruca. Así que dejamos la costa, con sus playitas y sus calas, para meternos tierra adentro.

Paramos a dormir cerca de Hellín, en Cañada de Agra. Donde hemos cargado el depósito de agua y la garrafa para beber.

¿Qué nos deparará el día de mañana? Aquí ya está todo el pescado vendido, nos queda cenar y relajarnos un ratito. Así que vamos a disfrutar de las estrellas y de la naturaleza en sí.

Seguir leyendo

Leer anterior

Cabo de Gata

Hoy iremos al Cabo de Gata, pero estamos de vacaciones. Así que relax y disfrutar del entorno es lo que más nos gusta.

Nos hemos despertado y después de estar con los móviles largo rato, nos disponemos a desayunar. Hoy tenemos de nuevo ColaCao y unos ricos croissants con mantequilla y mermelada.Desayuno fuera de la furgo, con vistas al mar, disfrutando de la pequeña brisa y del sol. El cual, ya calentaba, aunque hacía algo de viento.

Hemos pasado aquí el día, disfrutando de todo sin hacer nada especial. Desde la furgo hemos visto varias personas preparándose para hacer Windsurf a lo largo de la tarde.

Sobre las 18 horas, hemos decidido que ya era hora de moverse. Y nos hemos ido al Decathlon a comprar cartuchos de gas, que ya estábamos en las últimas. Aprovechando que enfrente había un mercadona, también hemos comprado algo para cenar los días siguientes. Pues la mayoría de alimentos que teníamos eran para comidas, no cenas.

Nos para la Guardia Civil antes de llegar a Cabo de Gata

Salimos rumbo Cabo de Gata con intención de dormir en San José. Pero poco antes de llegar, nos paró la Guardia Civil. Automáticamente los dos pensamos que nos iban a multar, pues llevábamos a Ka suelto, la cama montada, y además conduciendo en chanclas. Vamos que teníamos unas cuantas papeletas para una buena multa.

Por suerte era control de armas y drogas. Los dos respiramos tranquilos, pues de eso no llevamos nada. Les dijimos que justo detrás del conductor está el cajón con los cuchillos, con una navaja para cortar el embutido. Nos dijeron que con esos no pasaba nada. Como vimos que eran bastante majos les dijimos que de bebida, teníamos unas Shandys. Así que nada de alcohol.

Nos preguntaron de dónde éramos y que hacíamos por allí. Nos recomendaron algunos sitios que no podíamos dejar de ver, como la isla del moro, la cala de la media luna, y algún sitio más. Aprovechamos para preguntarles como andaba el tema de la pernocta por Cabo de Gata. Nos dijeron que siendo finales de Octubre, no teníamos problemas.

Nos despedimos y seguimos dirección Cabo de Gata hasta San José. Había un aparcamiento bastante grande con varias autocaravanas según entrar al pueblo y ahí pasamos la noche. A cenar, ver un par de capítulos y a dormir.

Parque Natural Cabo de Gata

Después de desayunar y recoger bien la furgo, hemos entrado en el Parque Natural Cabo de Gata. Llegamos hasta el último aparcamiento, paseamos un poco y luego nos dirigimos al mar. No hacía sol, pero hacía buena temperatura, aunque un poco de viento. Además de nuevo debía haber cambiado la temperatura del agua, porque volvía a estar lleno de medusas. Aún así probamos el agua con la mano y estaba bastante buena. Paseamos por la playa y nos hicimos varias fotos.

Nos fuimos a la furgo y nos movimos hasta otra playa que habíamos visto más resguardada del mar. Al llegar a la furgo, me habían usurpado el sitio. A ka le encanta ponerse delante y ver la calle, pero esta vez estaba tumbado en mi asiento, y los dos estuvieron de acuerdo en seguir ahí durante el cambio de playa que serían escasos metros. Así que me tocó dejar el trono al rey de la furgo.

Me senté para ver si me devolvía el sitio, pero no estaba por la labor

¡Premio! ¡¡No había medusas!!

Obviamente antes de nada, nos acercamos a la orilla y lo comprobamos bien. Después se nos ocurrió una de nuestras locuras. Hacer Snorkel. Para poneros un poco en situación, os diré que la gente iba abrigada con cazadoras de plumas y de las que suelen usarse para ir a la nieve. A pesar de no hacer sol, debían rondar los 18 o 19º, siendo del norte, era una buenísima temperatura. Aunque es cierto que hacía algo de aire. Por fin llegamos al agua con los neoprenos cortos, las gafas y el tubo.

Se estaba tan bien en el agua, era genial. Eso sí la cara se quedaba congelada cada vez que la sacabas del agua, y como sacaras cualquier parte del cuerpo parecía que se congelaría si no volvía al agua. Aún así estuvimos un buen rato disfrutando del mar y de los pececillos que se dejaban ver.

Snorkel en Cabo de Gata

Hora de salir del agua, después de habernos dado un largo baño. Pero empezábamos a sentir algo de frío y el salir del agua prometía ser muy duro. Llegamos de nuevo a la altura donde habíamos dejado las chanclas y salimos del agua. Atravesamos la playa corriendo hasta la furgo, pues el airecillo que hacía al estar mojados y salir del agua parecía mucho más frío.

Por fin llegamos a la furgo. Fuera neoprenos y fuera bañadores. Calefacción puesta, que para algo la tenemos y en este momento nos hacía mucha falta. Recuperamos el calorcito y nos estuvimos riendo un rato con nuestra pequeña locura y la gente que nos miraba entre extrañada, sorprendida y pensando lo locos que estábamos. Alguno nos lo hizo saber en la carrera hasta la furgo, a otros les oímos comentarlo entre ellos.

Ka inspecciona la zona

Una vez que entramos en calor y nos vestimos de nuevo, aprovechamos para comer y para dejar a Ka reconocer un poco el terreno.

Primero cotilleo, y si es seguro ya veremos

Primero disfrutando del solito y descubriendo olores, cuando se sintió agusto se fué a investigar los alrededores.

Parece un lugar seguro, voy a investigar

Luego no quería volver a la furgo, nos costó un rato que lo hiciera. Ni sobornandole con barritas que le encantan. Estaba en su salsa. A pesar de yo estar preocupada por si salía corriendo o por si el perro de otra furgo que había aparcada lejos, le veía y Ka echaba a correr… En fin es que lo paso fatal cuando veo que puede tener algún riesgo. Al final cuando el quiso, decidió volver a la furgo, sano y salvo por supuesto.

De nuevo kilómetros a la Morenuca, decidimos acercarnos más hacia Murcia. Esta vez dormimos en Palomares

Ya sólo nos queda daros las gracias a tod@s por pasaros, leernos y ayudarnos a cumplir nuestros sueños. Esperamos que os haya gustado y sigáis leyéndonos.

Nos vemos pronto, un saludo enorme.

“Que todos vuestros deseos se cumplan. Lucha por lo que de verdad quieres.”

Seguir leyendo

Leer anterior

Puerto Santa María

Hoy toca dormir en Cádiz. Más concretamente en el Puerto de Santa María, junto a la base Naval de Rota.

Salimos de Badajoz un poco tarde, pero sin ninguna duda un fin de semana más que aprovechado con la familia. El tiempo hasta el Puerto de Santa María no acompañaba demasiado, ya que nos tocó gran parte del viaje lloviendo. Pero cuando llegamos a nuestro destino por fin escampó.

Nos quedamos a dormir a pie de playa, en zona para residentes. Pero puesto que estamos en Octubre y apenas hay coches aparcados, suponemos que nadie nos dirá nada.

Bajamos a estirar un poco las piernas y dejamos que Ka; nuestro gato; también lo hiciera. Enseguida vemos a varios gatos en las inmediaciones.

Ka y otros gatos

Dos de ellos empiezan a acercarse, pero Ka les planta cara y estos deciden retroceder a una distancia bastante más que prudencial, desde donde aún podían vernos.

La pelea

Pronto vemos a un tercer gato que se acerca, Ka empieza a bufarle y este baja el ritmo en el que se acercaba. Se miran desafiantes durante unos minutos, pero ambos deciden pasar del otro. Ka se mete debajo de la furgo y sigue a lo suyo; olisqueando cada olor que le llega a su olfato. Cuando de repente, vuelve a acercarse el gato, se mete debajo de la furgo también y tras varios bufidos, Ka le da la espalda, a lo que este aprovecha para arañarle. Pronto comienza una pequeña pelea de mordiscos y arañazos. Yo a un lado de la furgo sin saber que hacer, ni que está pasando. Al otro lado David, que anda más hábil de reflejos. Tras dar un par de gritos para espantarle y tirar unas piedras, este decide salir huyendo. Ka sigue demasiado asustado, sin salir de debajo de la furgo.

Pero, ¿Qué ha pasado?

Yo me temo lo peor;que ha salido herido. Le ofrecemos una barrita, que le encantan para conseguir que vuelva a subir a la furgo y así comprobar que esté bien. Pero no teníamos los mismos planes. Estiramos el brazo para poder darle la barrita, pero no está por la labor de querer moverse de ahí. Partimos la barrita en varios trozos y dejamos algunos en el suelo para intentar que se vaya acercando cuando esté más tranquilo.

Después de varios minutos, que a mí todo esto se me hizo eterno; sale corriendo y vuelve el sólo a la furgo aún un poco asustado. Pero ya conseguimos que coma el resto de la barrita de nuestras manos. Aunque aún no nos deja tocarle demasiado. Cuando ya está más calmado, comprobamos que está bien.

Ka sano y a salvo

Hacemos la cena y aún con el susto en el cuerpo nos acostamos. Ka duerme en los asientos y no en la cama, como lo a hecho siempre. Esta actitud nos tiene un poco preocupados, pero mientras hacemos el desayuno, vuelve a estar como siempre. Eso sí, antes le faltaba tiempo para bajarse de la furgo en cuanto veía una puerta abierta, ahora se lo piensa bastante. Mucha más tranquilidad para nosotros.

Un poco de historia

Puerto de Santa María

Puede que a más de uno le suene este lugar, por haber parte de una base naval. La más grande de España.

Un dato curioso; es el único municipio de Europa con tres cárceles. A varios kilómetros del antiguo penal, se encuentra un complejo penitenciario. Llamados Puerto I, Puerto II y Puerto III.

Base Naval de Rota

Esta base naval es hispano-estadounidense. Tiene la mayor parte de su territorio en Rota, pero también una pequeña parte pertenece al Puerto de Santa María.

Tiene una superficie total de 2400 hectáreas. De las cuales 2000 las utilizan las Fuerzas Armadas de Estados Unidos.

Consta de puerto naval militar (para el paso de buques de EE.UU y países integrados de la OTAN). Aeropuerto militar y civil (de uso compartido). Zona civil (donde habitan algunas de las familias de militares estadounidenses). Zona lúdica (tienen un poco de todo para pasar su tiempo libre, desde supermercados con productos importados, hasta gimnasio, entre otros). Y zona de servicios (con establecimientos del sector de sanidad, educación, …)

Nosotros teníamos idea de playa, pero con los grandes vientos y la cantidad de lluvia, lo teníamos difícil. ¿Qué haremos mañana? Sólo os adelanto que es algo que nos encanta. Si quieres saber de qué se trata, no te pierdas el post de la semana que viene.

Ya sólo nos queda daros las gracias a tod@s por pasaros, leernos y ayudarnos a cumplir nuestros sueños. Esperamos que os haya gustado y sigáis leyéndonos.

Nos vemos pronto, un saludo enorme.

“Que todos vuestros deseos se cumplan. Lucha por lo que de verdad quieres”

Sigue leyendo

Leer anterior

Elvas

Este año nos fuimos de nuevo a pasar las vacaciones al sur de España. Primer destino Badajoz y Elvas.

Empezamos nuestro viaje por Badajoz, visitando a Azahara y su familia.

Llegamos un sábado . Y como siempre nos presentamos sin avisar. Cuando estábamos a unos 20 minutos de llegar a su casa, les llamamos. No la gustan mucho las sorpresas, pero con nosotros lo tiene claro. Nos encanta llegar a los sitios sin avisar. Bueno más bien, nos gusta ir sin planes, donde nos lleve la furgo. Aunque esta vez algo se olía, ya que se nos había escapado en el grupo que íbamos para el Sur. Eso implicaba visita seguro. Llegamos casi a la hora de cenar. Menos mal que estamos lejos, porque muchas liadas de estas y quizás hasta nos dejasen de hablar.

Al día siguiente aprovechando que era domingo nos fuimos a comer fuera. Cruzamos la frontera a Portugal y llegamos a Elvas. Situado a unos 20 kms de Badajoz. Un lugar con mucho encanto y declarado patrimonio de la humanidad.

Elvas

Elvas es una ciudad fortaleza declarada Patrimonio Mundial. Nombrada por la Unesco por contar con un sistema de murallas y fosos secos que configuran la fortificación terrestre de mayores dimensiones que se conserva en el mundo.

Tiene varios monumentos que también son declarados patrimonio de la humanidad desde 2012, como el acueducto y sus fortalezas.

Acueducto de Amoreira

El acueducto de Amoreira, junto con el castillo de Elvas, forman la “Guarnición fronteriza y fortificaciones” de la ciudad de Elvas; declaradas Patrimonio de la Humanidad en 2012. El punto más alto del acueducto se encuentra a más de 30 metros. Cuenta con 843 arcadas de arcos superpuestos y pilares. Tiene una longitud de 8,5 kms.

Acueducto de Elvas

Fuertes

Tiene varios fuertes importantes. El Fuerte de Nuestra Señora de Gracia, situado en lo más alto del monte de Gracia. A 500 metros al sur; se encuentra el fuerte de Santa Luzia.

Cuenta con varios museos. El museo militar de Elvas, el militar del Fuerte de Santa Luzia, el de Arte Contemporáneo de Elvas, Arte Sacra, Fotografía y el de Arqueología.

De Badajoz a Elvas

Después de esta pequeña introducción sobre Elvas, seguimos contando nuestra experiencia. No sin antes decir que queremos volver y disfrutar más de este lugar.

Salimos a media mañana de Badajoz. Nos fuimos a comer a un pequeño restaurante llamado Ponto de encontro. Situado frente al Mercado Municipal. Un lugar muy acogedor, con el dueño/camarero muy atento. Nos dió consejos para no pedir de más, ni quedarnos con hambre. El sitio ideal, muy recomendable. Nosotros seguro que volveremos. Otro dato a destacar; por lo menos hasta Octubre de 2018; no aceptan tarjeta, debes llevar efectivo. Aunque cerca tienes un cajero automático.

Después de una buena comilona con su buena sobremesa, salimos a pasear un poco. Disfrutamos de las vistas que quedan junto al Mercado Municipal.

Después nos fuimos a ver el acueducto. Al pasar con el coche es enorme, pero si te pones debajo de uno de sus arcos, pareces diminuta.

Parque Municipal de Elvas

Más tarde fuimos al Parque Municipal de Elvas. El cual tiene bastantes columpios para los niñ@s. Además de una cafetería y un parque por el que pasear.

Este en primavera merece mucho la pena verlo. Los árboles tienen unas flores rosas y dejan todo el paseo de este color, dando un ambiente de ensueño. Pero cuando llega el otoño y están tanto los árboles como el suelo así, es espectacular. Sin duda alguna es muy recomendable pasear por él.

Tiene algunos animales en jaulas, como pavos reales, gallinas y otros pájaros, además de una pequeña laguna para los patos.

Este paseo es el que debe ser impresionante verle rosa.

Más tarde y teniendo en cuenta que estábamos en alerta por fuertes vientos, decidimos retirarnos a casa. Así nuestros anfitriones también pueden descansar, después de toda la semana trabajando.

Al llegar a casa estuvimos escogiendo una película para verla después de cenar. Mientras la elegíamos no parabamos de hablar y así era imposible ver nada. Así que después de cenar la pusimos.

El lunes nos despedimos del anfitrión de la casa y del peque, pues teníamos pensado proseguir nuestro viaje. Ellos se marchaba a trabajar y a la guarde.

Nos pusimos a hablar sobre todo de alguna duda que tenía con el tema de la web. Como ella había realizado un curso, podría aconsejarme sobre algunos asuntos y ensañarme otros muchos. Desde aquí muchas gracias por todo Aza.

Total que hablando y hablando, nos dió la hora de hacer la comida, y por tanto de ir a buscar al peque a la guarde. Le hizo muchísima ilusión vernos, ya que le habíamos dicho que cuando volviese, no estaríamos. Nos quedamos a comer, y un rato de sobremesa. Pero teníamos claro que otra noche no íbamos a pasar, pues al final pasamos las vacaciones enteras con ellos y no viajamos, que es lo que realmente queremos .

A media tarde nos pusimos en carretera, rumbo al Puerto de Santa María en Cadiz. Teníamos unas 3 horas y media, pero con nuestra Morenuca, algo más tardaríamos. Exactamente desde casa de Aza hasta el lugar en el que dormimos poco más de 4 horas. No solemos correr, pero con ella no llegamos ni a los 120 km/h permitidos. Nos encanta disfrutar de la naturaleza, además correr consume más combustible.

Muchísimas gracias a los tres por acogernos y tratarnos tan bien, así da gusto ir de visita. Pero sobre todo gracias por seguir abriendo la puerta de vuestra casa,

La semana que viene podréis seguir nuestra gran aventura en el Puerto Santa María. Viajabamos con Ka, nuestro gato, cuando este decidió bajarse de la furgo sin previo aviso. No hace falta decir, que no está acostumbrado a salir.

¿Quieres saber lo que pasó? No te pierdas el post de la semana que viene.

Ya sólo nos queda daros las gracias a tod@s por pasaros, leernos y ayudarnos a cumplir nuestros sueños. Esperamos que os haya gustado y sigáis leyéndonos.

Nos vemos pronto, un saludo enorme.

“Que todos vuestros deseos se cumplan. Lucha por lo que de verdad quieres”

Sigue leyendo