Bebé a bordo

Llega a nuestras vidas un nuevo cambio, un proyecto que nos durará de por vida. Nuestro bebé, ya está con nosotros. ¡¡
Somos PAPÁS!!! Por eso nuestra desaparición temporal

Bebé a bordo y nuevo post. Buenas de nuevo!!

Seguimos por aquí con una gran novedad en nuestra vida. En Octubre de 2019 fuimos padres y eso ha dado un cambio a nuestras vidas de 180º. Ser padres es una aventura única ya de por sí, así que amoldarnos a esto me ha costado un poco. Hoy nuestro bebé cumple los 5 meses; bueno, les cumplía el día que empecé a escribir este post, hoy ya tiene 7 meses… Y es que entre cuidarla y hacer las cosas de casa, estos meses han sido un poco, digamos raros. He decidido volver a escribir para contaros como vamos.

Todas las ecografías

Antes de nada, deciros que los viajes y escapadas en furgo no se van a terminar, de echo ya nos hemos ido un fin de semana con la bebé y fue genial. Pero todo a su debido tiempo.

El hospital

Cuando estaba en el hospital, tenía miedo de la hora de llegar a casa, ya que allí te lo dan todo hecho y yo tenía la sensación de no tener tiempo de nada. Allí entre dar el pecho, sacarme la leche, y dar la leche que me había sacado, se me pasaba el día. Tanto que me habían mandado pasear, por la cesárea y no me daba tiempo.

Por lo que, el simple echo de pensar en ir a casa y tener que cocinar, poner lavadoras y las labores de la casa en general, me daba vértigo. Un bebé da mucho más trabajo del que pensaba, simplemente estando en el hospital.

Primeras locuras

Llegó la hora de salir del hospital, y ahí en ese mismo instante, hicimos nuestra primera locura. Llegaba nuestra sobrina en avión, de unos días de vacaciones en Tenerife. Así que para allá que nos fuimos con la bebé a darla una sorpresa al aeropuerto, el nuevo miembro de la familia tenía 4 días.

Se llevó creo que la mayor sorpresa de su vida. Estaba deseando conocer al bebé. Intentando quedar con nosotros, para vernos cuanto antes, pero creo que jamás se hubiera imaginado que sería según bajar del avión.

Obviamente nos escondimos un poco para que nos viera después de cruzar la puerta. Sentados en las sillas de afuera, algo separados para no llamar la atención al ser 4 personas juntas. Ya que la mayoría eran una o dos.

Cuando nos vio, salió corriendo y cuando estaba a escasos dos metros del bebé, tiró la maleta y hasta el móvil al suelo. (Cuando se le devolvimos, dijo que qué hacíamos nosotros con su móvil…) Creo que este simple echo, ya muestra la gran sorpresa que se llevó.

Después de salir del aeropuerto, nos fuimos a la farmacia para comprar leche para la bebé. Acto seguido a casa de mis padres, donde estaba toda la familia; mis hermanas con sus respectivos y mis sobrinas además de mis padres que iban con nosotros. Allí nos hicieron una pequeña fiesta, para regalarnos cosas para el bebé. Se había adelantado 3 semanas y no habían hecho el baby shower que tenían planeado. Así que allí estuvimos disfrutando de cada momento.

La bebé ya está lista para ir a casa

Acabada la super fiesta baby shower, llegó el momento más temido y deseado a la vez. Era hora de irnos a nuestra casa y por lo tanto de disfrutar de esta nueva vida desde la intimidad de nuestro hogar. Estábamos un poco cansados, así que ya teníamos ganas de estar en nuestra casa, con nuestro sofá y nuestra cama, pero sobre todo papá, mamá y la bebé.

Me acordaba de mi hermana que nos decía que el llegar a casa nos lo tomáramos con calma, que nada de estresarnos, al menos según llegar. Y es que ellos, cuando volvieron con su primera hija, siempre dicen que de repente se vieron solos con un bebé, se sentaron en el sofá y pensaron ¿y ahora que hacemos?

He de decir que nosotros no tuvimos esa sensación porque al llegar a casa, ya era la hora de cenar los 3 y con las mismas, irnos a la cama que ya nos tocaba.

Vemos a la matrona con la bebé

Al día siguiente no tuvimos tampoco mucho tiempo de pensar, ya que madrugamos, yo aún no había terminado mis clases de preparación al parto y me apetecía bastante terminarlas. Pues en ellas no sólo te cuentan cosas del parto, también acerca del bebé.

Poco antes de salir de casa, me llamo la matrona, pues había visto que ya había dado a luz. La dije que me gustaría ir a la clase que me faltaba. Bueno en verdad me faltaban dos clases, pero la última era la de pintarse la tripa… y para esa clase ya era tarde, a no ser que pintaran al bebé . Bueno después de preguntar si podía me dijo que sí, por supuesto. Lo único si el bebé se ponía a llorar o algo, pues que igual tendría que irme. La expliqué que iríamos los tres y si eso pasaba, se iría con su padre fuera de clase.

La matrona me dijo que estábamos locos, pues la contamos que después de salir del hospital nos fuimos al aeropuerto y luego al baby shower. Es verdad que yo estaba cansada, pero la familia es muy importante y se merecen todo. Además todos querían poder disfrutar un poco del bebé fuera de las cuatro paredes del hospital.

Nuestra bebé se portó genial, ni lloró, ni molestó, ni nada de eso. La verdad es que hemos y estamos teniendo muchísima suerte; es super buena y se porta genial. No podemos quejarnos.

Aprendiendo

Desde el primer día que llegamos a casa, hemos ido dejándonos llevar y aprendiendo sobre la marcha, tanto nosotros como la bebé. La verdad es que no se nos está dando tan mal. Eso sí, al principio era imposible llegar a tiempo a ningún sitio. Tardábamos casi dos horas en prepararnos para salir. Por suerte, hemos ido bajando ese tiempo y creo que ya son tiempos más normales.

Una imagen llena de amor.

Bueno, básicamente este ha sido el gran cambio en nuestra vida. Y por lo tanto el motivo de estas desapariciones. Pasan las horas y no sabes cómo. A veces embobada mirando como duerme, otras tratando de hacer las cosas de la casa, jugando,… y un largo etcétera. No he tenido ni tiempo de venir a sentarme en el ordenador para poder escribir un post completo.

Aunque tengo varios empezados, y sigo con muchas ganas de que este proyecto siga adelante. De contaros todas las locuras que vamos haciendo. Y ahora que somos 3 locos en el mundo, mucho más.

Conócenos un poco más

Leer la ferrata de la Hermida

“Que todos vuestros deseos se cumplan. Lucha por lo que de verdad quieres.”

Ya sólo nos queda daros las gracias a tod@s por pasaros, leernos y ayudarnos a cumplir nuestros sueños.

Esperamos que os haya gustado y sigáis leyéndonos.

Nos vemos pronto, un saludo enorme.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.