Navidad 2018

Una Navidad muy diferente. Este año prometían ser bastante tristes. Nos faltaban personas muy especiales e importantes. Por distintas causas decidieron pasar una Navidad diferente.

Cuando tienes familia fuera, estas fechas también te gustaría pasarlas con esas personas; sobre todo cuando esas personas son tu hija, tus nietos y tu yerno claro. Nos alegramos mucho que lo pasaran allí, aunque por supuesto no iba a ser lo mismo y les echaríamos de menos.

La otra hija con la que también nos juntamos siempre en estas fechas, al no estar los padres, lo pasará con la familia política. Así que por primera vez en nuestras vidas, nos tocaba pasar Nochebuena y Navidad a la familia más cercana sóla.

¡Pero sorpresa! La racha de “mala suerte” no acaba ahí, mi hermana pequeña y su novio, tampoco cenaría con nosotros. Eso sí, en Navidad vendría los dos.

Pensando locuras para Navidad

Bueno como el ambiente se veía triste, decidí que podía ser una muy buena opción, hacerla diferente. Se me ocurrieron varias locuras, pero las fui descartando, hasta quedarme con la mejor.

Buscando Casa Rural

Nos iríamos de casa rural!! Ya que escogía yo la casa, la busqué con piscina climatizada, porque puestos a pedir, que mejor forma, que bajo el agua.

Hablé con un amigo que se dedica a buscar inquilinos para terceros, y me lo puso en bandeja. Ya teníamos casa con piscina y super económico. La mitad de precio que la mayoría que había visto.

La elegida fué casa rural Vista El Valle, en Meruelo a escasos 40 minutos de Santander.

Llegó el día

Llegó el día de Nochebuena. Cargamos los coches hasta los topes y nos pusimos rumbo a la casita que sería nuestro hogar por dos días.

Colocamos toda la comida que llevábamos ya cocinada, pusimo la mesa y lo fuimos preparando todo.

Cuando llegó mi hermana mayor con las niñas y mi cuñado, les enseñamos toda la casa, la piscina, los gatitos que había rondando por el terreno, buscamos las gallinas, aunque hasta el día siguiente no las vimos. Una vez reconocido el terreno, y disfrutado de las pedazo de vistas que teníamos, volvimos a nuestra casita.

En la piscina climatizada de Casa Rural Vista El Valle

David y yo nos fuimos a darnos un bañito en la piscina. Disfrutamos un montón, además teníamos la piscina entera para nosotros sólos. Se veía el mar, y los pueblos con luces a lo lejos, una imagen preciosa.

Después de estar una hora bañandonos por lo menos, decidimos volver a la casa y seguir disfrutando de la familia. Nos pusimo a jugar y pronto nos dió la hora de cenar.

A CENAR!!

Lo pasamos genial con muchas anécdotas. Pero estas nos las guardamos para la intimidad.

Nos pusimo a jugar al Bingo, luego al Trivial y de pronto, mientras hablábamos con mi hermana pequeña por teléfono, oímos como llamaban a la puerta. Vaya susto, ¿quién estaría llamando tan tarde a la puerta? Fuimos a mirar, y al abrir la puerta, nos encontramos un saco lleno de regalos. ¡¡¡Había llegado Papá Noel!!!

Estuvimos mirando si veíamos el trineo, con Papá Noel y los renos, pero debía haberse marchado. Un saco lleno de regalos, ¿Se le habría caído del trineo?, pero si se había caído, ¿quién había llamado a la puerta?

Cogimos el saco y entramos de nuevo en la casa. Abrieron los regalos las peques y estuvimos jugando un buen rato.

A la hora de ir a dormir, me fuí con mi ahijada y estuvimos jugando un ratito en la cama, lo pasé genial.

Disfrutando de momentos únicos

Fuimos recogiendonos todos, cada uno a su camita.

Ya es Navidad

Al día siguiente, como no podía ser de otro modo, mis sobrinas se levantaron pronto. Por suerte, nosotros dormíamos en nuestra Morenuca que nos hacía muchísima ilusión. Así que pudimos dormir hasta las 11.

Cuando nos levantamos, fuimos a desayunar a la casa. Jugamos un poquito y nos vestimos para ir a dar un paseo por los alrededores. La verdad es que hacía bueno, aunque si te parabas a la sombra, se notaba el fresquito.

Estuvimos disfrutando de la naturaleza, de los animales que encontramos en el camino y por supuesto, de la compañía.

Hora de la piscina

Al volver, justo llegó mi hermana la pequeña, dejaron las cosas en la casa y les enseñamos un poco todo. Mientras, mis padres, mi cuñado y mi ahijada se iban a dar un paseo con el coche de mi padre; mi hermana pequeña, mi cuñado, mi sobrina, David y yo, nos fuimos a dar otro baño en las piscinas. Nos lo pasamos genial y nos estuvimos riendo mucho.

Esto es Navidad!! Felicidad 100% y eso que faltan muchos que están en la casa. Y otros repartidos por el mundo
Disfrutando a tope y de relax

Al salir, pasamos todos por la ducha para quitarnos el cloro. Pusimos la mesa y a comer. A eso de las 5 de la tarde, cuando acabamos con el postre, y mientras hacíamos un poco de café; bueno, mientras mi hermana la mayor hacía el café; salieron a jugar los hombres de la casa con mi sobrina al balón en el patio, nosotras nos quedamos de tertulia.

Después del café y durante las copas, hicimos un juego, en el que nos reímos un montón. Uno tenía una manopla en cada mano y un gorro de papá Noel, su misión, abrir un regalo envuelto en varios paquetes y con bien de celo, mientras el siguiente del grupo tiraba dos dados, hasta sacar el mismo número en ambos dados, que pasaba a ponerse las manoplas y el gorro y a intentar abrir el regalo. Desde aquí agradecer a Paola, una amiga de mi hermana la pequeña, por haberse encargado del marrón de comprar los regalos, para que fuera sorpresa para todos.

Luego hicimos lo mismo con unos detalles para mis sobrinas, ya que ellas también querían jugar.

La Despedida

Llega la hora de recoger todo. Hora de volver cada uno para su casa, excepto mis padres, que pasan otra noche más allí.

Han sido unos días fantásticos, disfrutando a tope de la familia y de cada momento. Días así te hacen darte cuenta de lo poquito que hace falta para ser felíz. Sólo hay que saber disfrutar del presente.

Disculpas

Por cierto desde aquí pido perdón por no haber felicitado la Navidad a nadie desde que llegué a la casa. Posé el teléfono y no le hice ni caso hasta el martes x la tarde que fuí a enseñar algo a mis hermanas. Por cierto al cogerle, el móvil se apagó y hasta que no volví a casa no le puse a cargar.

Justo un día antes ví que ofrecía una empresa americana 80.000€ a quien estuviera un año completo sin móvil, pasando por detectores de mentira entre otras cosas. Creo que cada día me gusta menos el móvil, y lo digo yo, que antes estaba enganchadisima a él.

Ya sólo nos queda daros las gracias a tod@s por pasaros, leernos y ayudarnos a cumplir nuestros sueños. Esperamos que os haya gustado y sigáis leyéndonos.

Nos vemos pronto, un saludo enorme.

Y felices fiestas!! Feliz Navidad y Próspero año 2019!!!

Que todos vuestros deseos se cumplan. Lucha por lo que de verdad quieres

Sigue leyendo

2 opiniones en “Navidad 2018”

  1. Muchas gracias. Se hace lo que se puede. Y estar con los seres queridos y con la familia es la mejor forma de pasar cualquier día, así que la Navidad mucho más. Felices Fiestas

  2. Genial una idea fantástica, así uno pasa unas grandes navidades. Me alegra que lo hayáis pasado tan bien. Felices fiestas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *