Ruta por Brañazarza

Aprovechando que daban buen tiempo para el último fin de semana del año, decidimos acercarnos a dormir en el municipio de Cieza, más concretamente en Villasuso de Cieza, donde comienza la ruta por el monte la Braña de la Zarza; situado en el Parque Natural Saja-Besaya.

Así también aprovechamos para probar la furgoneta a temperaturas bajo cero y ver cómo se comporta o si pasamos frío.

Fuimos a dormir el sábado en la Morenuca al inicio de la ruta. Así podríamos ponernos en marcha según levantarnos. Dormimos junto al río, en el área recreativa que hay. Son las 19 horas y hace bastante frío fuera, parece que las temperaturas seguirán bajando. Menos mal que tenemos calefacción por si acaso, aunque de momento sin ella, estamos bastante bien.

Hemos pasado la tarde jugando a las cartas. Varias partidas al UNO y alguna que otra al Dobble. Luego hicimos la cama y la montamos en plan “cine”. (Ya subiremos alguna foto, donde podáis ver como montamos el cine.) Vimos un capítulo de la serie de turno y llegó la hora de cenar.

Con el frío que hacía en la calle, ni nos planteamos el salir a cocinar y cenar fuera. Además como sólo era calentar una tortilla, lo hicimos dentro, ya que no llenaríamos la furgo de grasa.

Después de cenar, volvimos a montar el cine y otro capítulo antes de echarnos a dormir. A las 23 aprox. nos acostamos para madrugar un poco al día siguiente y poder hacer la ruta temprano.

Día de la Ruta

David se despertó a las 7:30. Hacía 5 grados en la furgo, aunque no hemos pasado nada de frío. En la calle marcaba -3º, lo cual no invitaba nada a salir de la cama.

Dentro de la cama se estaba genial, pero el destaparse para levantarse ya era otra cosa. Pusimos la calefacción y estuvimos un rato hasta tener entre 18 y 20º dentro de la furgo. No tardó mucho en alcanzar la temperatura, quizas unos 5 u 8 minutos aproximadamente. Eso sí luego nos hicimos un poco los perezosos en la furgo, ya que fuera debía hacer mucho frío y el cambio de temperatura, le íbamos a notar pero bien.

Nos levantamos, desayunamos y a vestirnos para iniciar la ruta por Braña zarza.Z

Descripción de la ruta

Salimos de la furgo, sobre las 9 de la mañana. Nuestra Morenuca estaba con hielo. Aquí tenéis la prueba de lo bueno que hacía

La helada en la furgo, aunque no se aprecia demasiado.
Aquí podéis ver el “prao” blanco por la helada.

Por si alguien está interesado en realizar esta ruta os dejo algunos datos de interés y el enlace, ya que está subida a wikiloc.

Nos salieron casi 11 kms en una ruta circular, nivel moderado.

Ruta por Braña de la Zarza

Ahora sí, ya en marcha.

Inicio de la ruta

Empezamos siguiendo el camino hasta un puente donde cruzar el río a mano izquierda. Desde el cual, podéis disfrutar de unas vistas que sin duda llamarán vuestra atención.

Cruzando el puente de madera

Ahora tendremos que girar a la derecha y empezamos la ruta con una cuesta hacia arriba.

Pronto llegamos al bosque, donde no tardamos mucho en escuchar que hay cazadores, pues oímos a sus perros y pronto un disparo en la lejanía.

El sendero está muy bien señalizado. Se vé el camino a seguir y hay bastantes hitos. (Los hitos son generalmente, piedras amontonadas una encima de otra, que te indican el sendero).

Sendero por Braña Zarza

Durante todo el camino podemos disfrutar del sonido de los pájaros y de las maravillas que hace la naturaleza. Encontramos muchos árboles caídos y otros con formas extrañas. Todo ello, te invita a pensar que estas andando por un bosque misterioso y encantado.

Árbol integrado nuevamente en la naturaleza, completamente rodeado de musgo

Todo el sendero está sepultado por hojas secas, lo que hace del paisaje un lugar otoñal aún más impresionante.

Sendero

A lo largo de toda la ruta, nos vamos encontrando pequeños riachuelos. Algunos les cruzamos, sin ningún tipo de problema, y otros nos acompañan a nuestro lado, durante pequeños tramos.

Una pequeña cascada que dejas a mano izquierda y sobre la que pasas apenas unos metros más abajo
El bosque está repleto de zonas con musgo tan frondoso y suave como este. Tanto en árboles como en rocas.

Subiendo de pronto sentimos que no estamos solos, prestamos más atención aún a nuestro alrededor y David ve un par de corzos como pasan a escasos 20 metros nuestros. Van huyendo y al vernos, corren aún más. Los cazadores deben estar cerca, al menos sus perros.

Mientras vas subiendo puedes disfrutar de vistas espectaculares hacia el resto del valle. Esta es sólo un ejemplo.

En una explanada durante la ascensión

Mientras contemplamos las vistas, oímos unas pisadas apresuradas por el bosque. Era un corzo huyendo de los perros de los cazadores. La imagen no es muy buena, pero supongo que entendereis que nos pilló totalmente por sorpresa. Aún así se ve bastante bien, aunque el entorno no sea de la mejor calidad.

Corzo huyendo

Seguimos nuestro camino hasta llegar a la cima. Toda la ascensión, o la gran mayoría a transcurrido por la sombra, aunque el sol también calentaba y de vez en cuando se dejaba ver tras los árboles. Estamos a 29 de diciembre y este solito no es normal. No es normal lo que calienta y lo agradable que es caminar con él.

Disfrutamos de más vistas increíbles. Esto es sólo otro ejemplo.

Vistas desde arriba.

También vemos pequeñas telas de araña, aún con las gotas del rocío. La verdad es que la foto no hace justicia del todo.

Comenzamos a bajar por un tramo que coincide con la ruta del soplao, pero a la inversa. Nosotros bajamos, ellos este tramo, le suben.

Aquí más fotos de las maravillas que tiene Cantabria. Hemos disfrutado mucho y lo hemos pasado genial. Así da gusto acabar el año.

Eso sí una vez más, la bajada fué matadora. No por la dificultad, sino por mis rodillas, que me lo hicieron pasar un poco mal. Pero al día siguiente recuperada y como nueva para empezar el año con muy buen pie.

Ya sólo nos queda daros las gracias a tod@s por pasaros, leernos y ayudarnos a cumplir nuestros sueños. Esperamos que os haya gustado y sigáis leyéndonos.

Nos vemos pronto, un saludo enorme.

Que todos vuestros deseos se cumplan. Lucha por lo que de verdad quieres

Sigue leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *